lunes, 16 de marzo de 2015

Nuevo acuerdo fronterizo entre EE UU y Canadá: ¿Qué cambia y cómo se aplicará?

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Acuerdo Fronterizo Estados Unidos Canada

Foto vía Radio-Canada

Los gobiernos de Canadá y Estados Unidos firmaron un nuevo acuerdo para acelerar el flujo de personas que viajan entre ambos países por todos los medios existentes.

Este nuevo documento dará las bases legales para proponer todo tipo de legislación que permita el registro previo de viajeros, una técnica que ya se aplica en varios aeropuertos del país para vuelos con destino a Estados Unidos.

El anuncio fue hecho en Washington durante una rueda de prensa conjunta entre el ministro de Seguridad Pública de Canadá, Steven Blaney, y el director del Departamento de Homeland Security, Jeh Johnson.

¿Cómo funciona?

Este acuerdo prepara el terreno para todo tipo de legislación en la materia, principalmente aquellos reglamentos para instalar puestos de chequeo de uno de los países dentro del territorio del otro.

Una vez aplicado, por ejemplo, los canadienses que viajen a Estados Unidos por aire, tierra o mar podrán ser chequeados previamente por un oficial estadounidense, antes de llegar a la frontera, y evitar así el congestionamiento en los puntos de control.

“Este acuerdo mejorará la seguridad en nuestra frontera y creará empleos y crecimiento en Canadá al mejorar el flujo de personas y bienes legítimos a través de nuestros dos países”, señaló el ministro Blaney durante la rueda de prensa.

Este formato no es nuevo. En los aeropuertos se ha utilizado desde los años 50, pero no fue sino luego de los atentados de 2001 en Nueva York que ambos países definieron parámetros concretos.

Por ejemplo, en aeropuertos como el de Toronto, Montreal y Vancouver los viajeros se revisados por un oficial estadounidense, con lo que se realiza todo el proceso de aduana antes de subirse al avión. Este nuevo acuerdo permitirá aplicar esta misma lógica a todo tipo de viajes.

Las dudas

A nivel terrestre este nuevo acuerdo beneficiará principalmente a los viajeros que utilicen el tren o un autobús y no tanto a las familias o individuos que viajen en su vehículo particular.

Con las nuevas normas el chequeo de inmigración ante las autoridades estadounidenses se podrá hacer en la propia estación de tren o de autobús, con lo que la unidad no tendrá que detenerse una vez llegue a la frontera.

Ambos gobiernos también han instalado varios puestos de revisión previa para vehículos de carga, los cuales han funcionado como programas piloto hasta ahora.

Más datos:

  • Cada día unas 400.000 personas viajan a través de la frontera entre Estados Unidos y Canadá.
  • A nivel comercial, cada día se mueven más de $2.000 millones en bienes entre ambos países.
  • Cada año unos 11 millones de pasajeros son registrados por los servicios de aduana de Estados Unidos en suelo canadienses, acelerando el flujo de viajeros.
  • Este nuevo acuerdo es recíproco, lo que significa que las autoridades canadienses también podrán operar en Estados Unidos.
  • A nivel legal el acuerdo debe estar “blindado”. Los oficiales “visitantes” podrán laborar e incluso llevar armas de fuegos mientras trabajan en el país vecino. Cualquier infracción cometida durante sus horas de trabajo será juzgada bajo las leyes de su país de origen. Las infracciones o crímenes cometidos fuera del entorno laboral serán juzgadas bajo las leyes del país donde se encuentra.
  • Este acuerdo debe ser presentado ante el Parlamento canadiense y el Congreso de Estados Unidos. Una vez aprobado, será ratificado por ambos gobiernos.