miércoles, 18 de marzo de 2015

Toronto ha perdido su poder de atracción de inmigrantes, mientras Montreal ha ganado terreno

Publicado en:
Inmigración Portada
Por:
Temas:
economía canadiense Canadá crecimiento

Foto: Flickr / Dmytro Kochetov (CC)

Toronto parece ya no ser el faro que atrae a la gran mayoría de los inmigrantes que buscan una nueva vida en Canadá. Así lo señala un nuevo estudio publicado por la Dirección General de Estadísticas de Canadá, conocida como StatCan.

En un reporte publicado este miércoles, el organismo federal explica cómo ha cambiado la inmigración en los últimos 10 años, especialmente en lo que se refiere a la elección de los nuevos residentes a la hora de elegir una ciudad en la que establecerse.

En el año 2000 el 48% de los inmigrantes tenía la intención de establecerse en Toronto. Para el año 2010 esta proporción había caído a 33%, mientras que en otras regiones del país, especialmente en el oeste, las puertas se iban abriendo de par en par.

El estudio analizó las intenciones pero también la elección final que hicieron los inmigrantes durante ese periodo de 10 años. De igual forma, analizaron varios factores que pueden influenciar estos cambios, como los países de origen de los inmigrantes, los cambios a los programas de inmigración, así como la realidad económica de cada región.

El estudio demuestra una tendencia que se conocía: el oeste del país fue el motor en los últimos años. Por ejemplo, entre 2000 y 2010 la proporción de inmigrantes que quería instalarse en Alberta creció de 6,3% a 11,6%.

En Saskatchewan también se registró un aumento, pasando de 0,8% a 2,7% de los nuevos residentes que querían instalarse en esta provincia.

En Manitoba también el panorama mejoró, con una variación positiva de 2% a 5,6% en 2010.

Lejos de las ciudades grandes

De las tres grandes ciudades que siempre han destacado en Canadá, sólo Montreal registró un aumento como destino buscado por los inmigrantes, pasando de 12,5% en el año 2000 a 16,6% en 2010.

Toronto, como ya se señaló, pasó de ser el objetivo de casi la mitad de los inmigrantes que llegaban a Canadá, a atraer sólo el tercio. Por su parte, en Vancouver también se registró una ligera caída, pasando de 14,6% a 13,3% durante esa década.

Si bien el estudio podría significar malas noticias para ciertas ciudades, también significa que el país se está descentralizando, lo cual podría ayudar a un desarrollo más equitativo de las diferentes regiones.

El estudio de la Dirección General de Estadísticas de Canadá señaló también que la variación entre intención y realidad no es tan grande como se esperaría. La gran mayoría de las personas que señalaron querer ir a una región específica terminaron instalando en esa provincia.

Las variaciones en muchos casos se dieron dentro de una misma provincia. Por ejemplo, una persona que dijo querer ir a la Ciudad de Quebec, pero terminó quedándose en Montreal.

El estudio resalta que Alberta, Columbia Británica y las partes de Ontario y Quebec que no incluyen Toronto y Montreal respectivamente, registraron la llegada de más inmigrantes de los que habían expresado una intención.

Por el contrario, en las provincias atlánticas, Manitoba, Saskatchewan, Toronto, Montreal y la Ciudad de Quebec, la cifra de inmigrantes fue menor a la cifra de personas que manifestaron la intención de establecerse en estas regiones.