jueves, 19 de marzo de 2015

Impact de Montreal vs. Alajuelense: crónica de una victoria con sabor argentino

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:
Ignacio Piatti Impact de Montreal

Foto: Impact de Montreal

Un amigo me dijo minutos antes del juego que ya estaba instalado en el estadio para ver al Impact con una gran bandera argentina. No pudo haber escogido una mejor noche.

Ignacio Piatti sintió “un alivio”, como el mismo dijo tras el partido, luego de marcar el 1-0 de Montreal frente a Alajuelense. Cinco minutos después, su compatriota Víctor Cabrera, un joven de 22 años, marcó su primer gol como profesional, con el que el Impact puso un pie en la final de la Liga de Campeones de Concacaf.

Fue una noche perfecta para Montreal, con más de 33.000 personas en las gradas. Una noche de juego bonito, de pases, de gestos técnicos y de goles, con los que los locales inclinaron la balanza a su favor, a falta del partido de vuelta, dentro de dos semanas, en Costa Rica.

“La verdad es que estoy muy contento, pues el gol sumó para los chicos, para ir más tranquilos a la cancha de ellos”, dijo Cabrera luego del juego. Fue uno de los últimos en salir del vestuario, siempre sonriendo, un héroe silencioso que hace unas semanas estaba jugando como lateral derecho por primera vez en su carrera.

Hoy parece un candidato sólido para ser titular en cada partido.

¿Sobre su gol? Sólo dijo que se lo dedica a su familia, allá en Tucumán, donde hacen lo posible por ver los juegos a través de internet.

No Piatti, no party

Todos sabían del potencial de Ignacio Piatti, así como todos sabían que el argentino, antigua figura de San Lorenzo, estaba tocado de su rodilla, la misma que le operaron hace cuatro meses.

Pero desde “hace una semana que me siento bien, gracias a todo el equipo médico del club”, según dijo tras el partido. Con el físico a tono, Piatti dio un recital de lo que es capaz de hacer con el uniforme del Impact.

Arrastró marca, protegió el balón e incluso dejó botado a los defensores cuando prendió los motores. Su esfuerzo fue premiado con un golazo en apenas el minuto 10. Vintage Piatti, como dirían. Recibió un centro bajo –que Cameron Porter dejó pasar- y luego de un quiebre metió el zurdazo mortal, el que tantos goles hizo cantar en la Libertadores.

“La verdad que fue un alivio, hacía bastante tiempo que no marcaba y además con el problema de la rodilla…”, señaló el 10 de Montreal. “Me sentí bien y hoy lo pude demostrar con un buen partido”.

Hace unos días los reporteros preguntaban a Piatti si estaba a gusto con su rol como centro del equipo, como puesto de control por el que pasan todos los balones, a pesar de que esa responsabilidad viniera con consecuencias, como ser blanco de todos los defensores.

Pero para Nacho ese es su estilo, así es que le gusta jugar. Y Alajuelense pagó el precio. El club costarricense fue acorralado en los primeros 20 minutos y se quedó sin ideas tras el aluvión que dejó el 2-0 en el marcador.

A pesar de que Montreal cedió el control del balón en la segunda mitad, los visitantes nunca estuvieron cerca de romper el cero. Les queda reagruparse e intentar una remontada histórica en su casa, ante su gente.

Además, se fueron algo frustrados con el arbitraje. “El árbitro no cobró un penal que pudo haber cambiado la historia”, dijo el técnico Óscar Ramírez en la conferencia de prensa y prometió que en Alajuela saldrán a atacar desde el inicio.

Montréal aime Porter

La otra historia destacada de la noche fue Cameron Porter, quien en dos semanas se convirtió en uno de los personajes más queridos en la ciudad. El joven salido de la Universidad Princeton marcó el gol de infarto ante Pachuca que tiene al Impact en estas instancias.

Su gesto fue correspondido por la gente. El cuerpo técnico le dio la oportunidad de ser titular y Porter respondió, aunque motivación no le faltaba. Una gran ovación hizo retumbar el estadio cuando fue nombrado entre los titulares de Montreal.

El joven de 21 años estaba en el túnel, esperando entrar a la cancha.

“Cuando sales y escuchas eso te dices: ‘wow, realmente tengo que salir y dar todo lo que tengo’”, dijo tras el partido. Como titular Porter hizo su trabajo, abrió espacios, arrastró marca y mostró gestos técnicos que robaron aplausos de una hinchada que cada vez parece conocer más de fútbol.

¿Qué pasa ahora?

“La serie no está definida”, advirtió Mauro Biello, quien fungió como DT ante la suspensión de Frank Klopas. El 2-0 es bueno, pero no lapidario, especialmente ante un equipo se es fuerte en casa. “Es un buen resultado, pero ahora tenemos que ir concentrados, sabiendo que cuando se pueda atacar, se ataca, pero cuidándonos”, concluyó Cabrera.

El partido de vuelta será el 7 de abril en Costa Rica.

Por cierto, a mi amigo al final le pidieron que quitara su bandera argentina…

Aquí el resumen del partido:

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com