lunes, 23 de marzo de 2015

“Ramenons Daniel”: inician campaña para pedir que adolescente deportado regrese a Canadá

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Han pasado cinco meses desde que Daniel (nombre ficticio) fue deportado de Canadá. El día que fue detenido, en octubre de 2014, cumplía 17 años. A pesar de que se trataba de un menor de edad, Daniel fue arrestado y posteriormente enviado a su país de origen, México. Su familia, específicamente su madre y otro menor de edad, permanecen en Montreal, en la clandestinidad.

VER TAMBIÉN: 

Hoy, varias organizaciones se reunieron para pedir a viva voz que el joven pueda regresar a Canadá e iniciaron una campaña bautizada Ramenons Daniel. Se muestran optimistas  y ese optimismo reposa en una solicitud de recurso por medida humanitaria, que no sólo permitiría a Daniel regresar a Montreal, sino daría residencia permanente a su madre y hermana.

El hermetismo ha sido una constante en este caso. Los activistas que apoyan su causa temen revelar datos que puedan llevar a tener información más precisa de la madre de Daniel o del otro menor de edad y, por ende, los ponga en riesgo de ser deportados.

Daniel, quien padece de una deficiencia auditiva, vive con otros familiares en México. Los activistas de Solidaridad sin Fronteras aseveran que se encuentra en condiciones muy precarias. No está estudiando y ha tenido que trabajar, subpagado, por ser menor de edad.

En la conferencia de prensa, celebrada en un aula de clases de la UQAM, fue presentado un audio de unos siete minutos en el que el adolescente narró cómo es su vida desde que llegó a México. Aseveró que extraña a su familia y amigos, que desea regresar a Canadá y que no se acostumbra al país donde ahora reside.

“Extraño a mi familia, a mis amigos y la escuela. Me gustaría regresar a Canadá…que alguien me dé una mano”, aseveró el joven.

El recurso de la medida humanitaria es el segundo intento que la familia de Daniel hace por permanecer en Canadá. Desde 2010 viven en Montreal sin documentos, luego de que su solicitud de refugio fuera negada. Vinieron al país dos años antes argumentando que eran víctimas de amenazas por parte de narcotraficantes.

Como se recordará, el día de su detención, Daniel se encontraba en una escuela donde había estudiado, visitando a sus amigos. Era el día de su cumpleaños. Según narran los miembros de Solidaridad sin Fronteras, habrían sido representantes de esa escuela los que habrían informado la presencia de Daniel en sus instalaciones, quienes conocían sobre su estatus migratorio.  Pasó una semana arrestado en el Centro de Detención de Laval, donde permaneció solo, sin adultos,  tal como explicó la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (ASFC) a NM, a través de un correo electrónico, al referirse al procedimiento a aplicar cuando un inmigrante menor de edad es detenido.

El Colectivo Educación sin Frontera ha denunciado en varias oportunidades el hecho de que los hijos de los inmigrantes ilegales deban pagar una tarifa por asistir a la escuela y que, en algunos casos, las instituciones utilicen este elemento como amenaza para que los padres desembolsen el dinero a tiempo.

Linda Guerry, de la mencionada organización, aseveró este lunes que en los últimos meses han asistido a una decena de familias sin documentos, que han denunciado amenazas de parte de las escuelas, cuyos directivos les han dicho que si no pagan la tarifa exigida, llamarían a Inmigración CanadáFuentes consultadas por NM aseveran que la tarifa exigida varía dependiendo del grado de escolaridad,  pero puede estar entre los 5.400 dólares y los $6.000 anuales. El llamado de la organización ha sido para que el gobierno de Quebec se sume a otras provincias canadienses, permitiendo el acceso a la educación gratuita a los infantes que no poseen estatus migratorio. 

Vale destacar en este punto que se presentó una denuncia en contra del colegio que se cree informó la presencia de Daniel a las autoridades, la cual fue aceptada en febrero de este año y está siendo analizada por la Comisión de Derechos Humanos de Quebec.

La medida humanitaria

Richard Goldman, abogado del Comité de Ayuda a los Refugiados, explicó que la ONG que representa respalda la solicitud de medida humanitaria. Para Goldman, Canadá actuó de forma arbitraria y tiene una forma de resarcir los daños causados al menor y su familia, otorgándole la residencia como recurso humanitario. De llegar a tener una respuesta positiva, Daniel podría regresar a Montreal y todos tendrían un estatus legal en el país. Generalmente estos procesos son lentos y largos, como fue el caso de la familia Álvarez Rivera, pero los representantes de Solidaridad sin Fronteras esperan tener noticias sobre el caso de Daniel para este verano.

Goldman explicó que un sicólogo que trató al joven antes de que fuera deportado, al momento de presentar este recurso, aseveró que Daniel sufriría un gran impacto negativo de ser enviado nuevamente a México, país en el que era víctima de intimidación debido a su deficiencia auditiva. El abogado pidió a las autoridades de inmigración aprobar la medida de tal manera de que el adolescente puede regresar con su familia.

Desde días previos a la deportación de Daniel muchos se preguntaron cómo la madre del adolescente podría permitir que su hijo regresara solo a México. Hoy, los activistas que están pidiendo el regreso del joven, aseveraron que la madre tendría más oportunidades de hacer algo por su hijo estando en Canadá, que estando en México.

Twitter: @GAbAguzzi gaguzzi@noticiasmontreal.com