martes, 24 de marzo de 2015

¿Cuándo los padres pueden ayudar a sus hijos a comprar una primera vivienda?

Publicado en:
Portada Tu casa: una realidad
Por:
Temas:
Viviendas en Montreal

Foto: Flickr / bricoleurbanism (CC)

Ser propietario de una vivienda en América del Norte es considerado uno de los principios centrales de la seguridad financiera. ¿Por qué alquilar y pagar la hipoteca de otra persona cuando usted puede pagar su propia hipoteca, para ser dueño de su casa? Se considera una forma segura para ahorrar, ya que el préstamo hipotecario se paga y la propiedad se revalúa con el tiempo. Se considera con bastante certeza que las expectativas de precios de los inmuebles aumentan con el tiempo, manteniendo la promesa de aumentar el patrimonio de un joven comprador, haciendo de su hogar una inversión confiable a largo plazo.

Foto: Martha Velázquez

Foto: Martha Velázquez

Sin embargo, en pocas situaciones la tensión financiera entre las generaciones es mayor que en el sector inmobiliario. Mientras que los padres han visto las mayores ganancias en los valores de propiedad de las últimas dos décadas, son sus hijos -que se acercan a la perspectiva de tener casa propia- quienes enfrentan actualmente mayores deudas y disminución del poder adquisitivo. En encuestas canadienses recientes, hasta un tercio de los compradores por primera vez informó que necesitaban y esperan la ayuda de los padres de hacer una compra, y en algunas de las ciudades más caras (Toronto, Vancouver y Calgary),  está casi por sentado que el “banco de mamá y papá”  va a ayudar para hacer esa primera compra. En los Estados Unidos, estudios recientes han demostrado que más de una cuarta parte de los jóvenes compradores de 20 a 30 años, han buscado a los padres para obtener ayuda con el pago inicial. 

¿De dónde puede provenir el pago inicial?

  • Ahorros personales
  • Los ingresos de la venta de otra propiedad
  • Del plan de retiro (REER o RRSP)
  • En algunas propiedades de los fondos del gobierno
  • De la donación de parientes cercanos (padres, abuelos, hermanos)

Los bancos permiten donaciones de los padres o parientes cercanos. La cuestión es determinar si tiene sentido que los padres ayuden a sus hijos a comprar una primera casa o departamento. Para los adultos jóvenes que están empezando una nueva carrera, podría tener más sentido alquilar (suponiendo que también sean capaces de ahorrar algo de dinero) y puedan iniciar un plan de inversión que conduciría a lograr el pago inicial para la vivienda propia un poco más tarde, para comprar bienes raíces cuando estén realmente preparados. La magnitud del compromiso merece tomar algún tiempo para considerar cuidadosamente las opciones.

Una propiedad inmobiliaria, en términos de inversión, no es un activo líquido: no se puede fácilmente convertir en dinero en efectivo. Sin embargo, la propiedad se puede rentar o vender, según convenga, en el caso de que el propietario tenga una oportunidad laboral en otra ciudad o país. Si vende poco tiempo después habrá un mínima plusvalía o incluso una pérdida, es por ello que se deben evaluar muy bien todas las opciones para hacer una compra inteligente.

Una propiedad es una manera probada de aumentar su ahorro, que les será muy útil en su futuro.

Todo lo mencionado anteriormente aplica también para los inmigrantes que llegamos sin trabajo. Muchas veces gastamos todos los ahorros que traemos de nuestros países de origen hasta que logramos obtener un trabajo bien remunerado. Y es entonces cuando llega el apoyo económico de la donación de los padres o hermanos que permite completar el pago inicial y los gastos asociados a la compra de la primera propiedad.

Si usted está interesado en comprar próximamente, lo invito a participar en la conferencia que se llevará a cabo este 14 de abril a las 18:00 hrs en la sede de RBC Banque Royale (3571 Boul. Dagenais Ouest, Laval, QC, H7P 4X4). Para  registrarse puede usted comunicarse al 514-758- 9092.

Si tiene alguna pregunta, puede contactarme al 514-7589092,  escribir a mi correo electrónico mvelazquezmendez@gmail.com o a través de la GuíaNM.