martes, 24 de marzo de 2015

Un videojuego creado en Montreal puede servir como tratamiento para el “ojo perezoso”

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:
Dig Rush Ubisoft Montreal

Foto: Ubisoft

Ubisoft, una de las empresas de creación de videojuegos más grandes de Montreal, diseñó un nuevo producto que podría ayudar a tratar la ambliopía.

El juego Dig Rush utiliza el formato de 3D basado en el color azul y rojo y permite al jugador fortalecer el ojo que tiene afectado por este mal, el cual es conocido también como “ojo perezoso” y que es consecuencia del estrabismo.

Según comentó la empresa, un 3% de los canadienses sufren de este problema en la vista, el cual puede terminar ocasionando la pérdida de la visión binocular.

Los diseñadores del videojuego trabajaron junto a un equipo de investigadores de la Universidad McGill, quienes por más de cinco años han ido buscando nuevos y mejores tratamientos para este problema de la vista. La conclusión fue un método que patentaron y que funciona como terapia a través del juego.

De momento el tratamiento más común es poner un parche sobre el ojo “bueno” por seis horas al día por un periodo de dos años. Esto haría trabajar el ojo débil y podría recuperar su fuerza.

Sin embargo, muchos investigadores dudan de la efectividad de este tratamiento tradicional. Por eso decidieron trabajar en un nuevo método, el cual pueden ahora aplicar en Dig Rush.

Al usar los dos colores, azul y rojo, a través de los lentes 3D, el juego obliga a los ojos a trabajar en conjunto, mejorando así la visión binocular. En las opciones del juego el usuario podrá ajustar para dar más prominencia a uno de los colores, el cual representa a uno de los ojos.

Para Ubisoft y los investigadores, era muy importante también buscar un tratamiento que combatiera el “estigma social” que representa sufrir este mal y que se magnifica con la terapia del parche. A través de este juego los niños y adultos pueden mejorar su visión con una actividad común, la cual pueden compartir con todos.

Otro beneficio es que este tratamiento puede ayudar a los adultos. En la actualidad la mayoría de los tratamientos están destinados a niños y su efecto en los adultos es muy limitado.

El juego ahora espera por recibir los permisos de las autoridades de Estados Unidos y Canadá para poder ser comercializado como un tratamiento contra el “ojo perezoso”.