viernes, 27 de marzo de 2015

De Adrián López a Cameron Porter: la larga recuperación de una rotura de ligamentos

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:
Adrián Lopez Impact Montreal

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Hubo una sorpresa esta semana durante los entrenamientos del Impact de Montreal. En plena práctica del martes apareció Adrián López, por primera vez en el terreno con sus compañeros desde hace más de siete meses de inactividad.

El defensor español se encuentra en la última etapa de recuperación de una operación que sufrió el año pasado, cuando una segunda rotura de ligamentos en su rodilla derecha lo apartó de las canchas.

Su regreso ocurrió el mismo día que el Impact recibía el temido diagnóstico. Cameron Porter, el novato sorpresa en esta nueva temporada, sufrió la misma lesión: una rotura de ligamentos que lo podría mantener hasta un año fuera de las canchas.

López reconoció la ironía del momento, el humor negro que representó que su historia y la de Porter estuvieran cruzadas de esa forma. El central envió un mensaje al joven delantero. “Que tenga paciencia y mucha fortaleza mental”, dijo en entrevista con NM. “Cada lesión es diferente y hay gente que el ligamento le madura antes que a otros, pero lo importante es que espere a estar al 100% y no apure nada”, señaló.

El defensor español, quien pasó por el Wigan de Inglaterra, trotó ligeramente por el campo. Mientras, espera los resultados finales del médico para unirse de lleno a las prácticas.

“Significa mucho, son siete meses trabajando solo, así que estar con el equipo ya te da una felicidad”, señaló sobre volver a ponerse la camiseta azul de Montreal y volver a escuchar la voz del entrenador dando indicaciones. “Estás ahí en un gimnasio y echas de menos los detalles, pararte cada mañana y venir a entrenar”.

Parte de la recuperación de Piscu –como es apodado- se realizó en Estados Unidos y Europa. Volvió hace una semana a Montreal junto con su novia con la meta clara de ganarse un espacio en el club. Sin embargo, mucho ha cambiado en este tiempo. El club firmó 14 jugadores nuevos, entre ellos varios defensores.

A eso se le suma el hecho que su contrato con el Impact termina el junio, por lo que su futuro es ligeramente incierto. “La presión es ahora entrenar todos los días y ver primero yo que estoy bien, que me siento bien”, dijo, siempre motivado y con una sonrisa. “Si tengo el nivel normal, sé que las cosas van a ir bien”, agregó.

Parte de la recuperación es mental. Ir al primer duelo luego de la lesión a veces cuesta, pues siempre existe un pequeño temor, un miedo a que el cuerpo no haya sanado tan bien como los médicos dicen.

“Siempre hay temor, pero es parte de la lesión, que tengas miedo las primeras semanas”, dijo. “Tienes que eliminar esa barrera y eso se hace ganando confianza, trabajando, entrenando”.

Ese mensaje también es válido para Porter. El joven delantero enamoró a la ciudad luego de marcar el gol de último minuto que le dio la clasificación al Impact a la semifinal de la Liga de Campeones.

Luego fue titular ante Alajuelense y demostró un talento que inundó de optimismo todo el estadio. Si bien no marcó, el Impact ganó 2-0 y puso un pie en la final. Pero la tragedia llegó días después en las afueras de Boston, cuando el Impact enfrentó al New England Revolution.

Porter cayó mal sobre el terreno y su rodilla izquierda se desencajó lo suficiente como para hacer daño al ligamento cruzado anterior. Hace unos meses estaba saliendo de la universidad Princeton, hace unas semanas marcó uno de los goles más importantes en la historia de Montreal y hoy enfrenta su más duro reto, contra el tiempo, la desesperación y luchando por mantener la fortaleza mental.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com