lunes, 30 de marzo de 2015

Gobernador del Banco de Canadá: resultados económicos del primer trimestre serán “atroces”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Banco de Canadá precios del petróleo proyecciones

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Ya se ha dicho en los últimos meses: la caída de los precios del petróleo incidirán negativamente en la economía canadiense. El impacto, de hecho, ya se percibe en provincias como Alberta, donde en febrero aumentó el desempleo y el presupuesto presentado la semana pasada incluye un incremento en los impuestos.

Las mismas autoridades canadienses así lo han advertido. En enero de este año, el Banco de Canadá decidió reducir su tasa interbancaria como una “especie de seguro” ante el retroceso de los costos del crudo en los mercados internacionales, pues eran precisamente las provincias petroleras del país las que estaban siendo el motor de la economía nacional.

En esta oportunidad, el gobernador del banco central, Stephen Poloz, reconoció que la realidad actual con los precios del petróleo está generando “un efecto atroz” en la economía canadiense. Pero no es del todo pesimista. Poloz, como muchos analistas, insiste en que un dólar canadiense más débil y el “renacimiento” de la economía en Estados Unidos, impulsarán las exportaciones de Canadá, lo que será clave para una recuperación.

Poloz, en entrevista con el Financial Times, indicó que, además, el BoC tiene aún muchas opciones en el caso de que la economía canadiense necesite algunos estímulos, entre los que destacó el compromiso de mantener tasas bajas de interés por un lapso -más- prolongado, así como la compra de activos.

El gobernador del banco central defendió en la entrevista la medida de reducir la tasa de referencia, aseverando que sin esta acción la caída de los precios del petróleo se hubiera traducido en un retraso de dos años en la recuperación total de la capacidad, la cual está prevista para 2016, según las autoridades canadienses. De no haber tomado la decisión, dijo Poloz, esto se hubiera retrasado para el 2017.

El funcionario reconoció que los resultados del primer trimestre de este año “se verán atroces”, agregando que el gasto de capital podría reducirse hasta en 10%, como consecuencia de los recortes en las inversiones realizados por las empresas del sector.

Poloz también admitió que si bien la caída del precio del petróleo pone más dinero en los bolsillos de los ciudadanos (por la caída en los precios del combustible, por ejemplo), si ese ciudadano se queda sin empleo no tendrá dinero que ahorrar o que gastar en bienes y servicios.

Un reporte de la semana pasada del TD Bank sugería que el ahorro que están logrando los canadienses por precios más baratos de la gasolina, podría no ser tal, pues mucho del dinero ahorrado deberá ser gastado en la compra de los productos más costosos.

Pero el gobernador del banco central canadiense se muestra confiado en que el “loonie” más débil impulsará, eventualmente, la recuperación y ayudará a equilibrar la economía, para que ésta no dependa tanto del petróleo, aseverando que la industria manufacturera ya está dando señales de que así será.