lunes, 30 de marzo de 2015

Ontario invertirá $587 millones para acabar con los problemas de los sintecho

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
sintecho toronto

Foto: Flckr / Kat N.M.L (CC)

El gobierno de Ontario invertirá más de medio millardo de dólares para intentar cumplir una de sus metas: acabar con el problema de los sintecho.

Este lunes el gobierno provincial anunció un nuevo programa que dará $587 millones por un periodo de dos años a todas las municipalidades de la provincia más importante del país. Esto se traducirá en inversión en refugios, asistencia financiera, viviendas de “transición” y bancos de comida.

Esta inversión representa una continuación de los programas que el gobierno de la región ha mantenido desde hace varios años.

“Sabemos que el problema de los sintecho representa un costo para la economía de Ontario y como parte de nuestro plan para levantar a Ontario, buscamos transformar los programas y servicios para las personas, para asegurarnos de que se centren en los resultados para cada individuo”, señaló Deb Matthews, vice primera ministra de la provincia y responsable de la estrategia para reducción de la pobreza.

Uno de los puntos más interesantes es que más de un tercio de todos estos fondos irán a las municipalidades de Toronto. La ciudad más importante de Canadá es también la que enfrenta los problemas más serios sobre indigencia.

En 2008 el partido Liberal de Ontario se comprometió a “sacar de la pobreza a más de 90.000 niños”, sin embargo, en otros momentos han señalado que parte del problema reside en el Gobierno Federal.

En la actualidad, las autoridades mantienen un mensaje más prudente, señalando que si bien no pueden dar una fecha exacta para acabar con la pobreza, seguirán trabajando para mejorar la situación.

Para los partidos de oposición en el Parlamento provincial, este anuncio no tiene nada de especial, pues representa prácticamente la misma cifra que fue invertida en el pasado.

Desde 2003 el gobierno de la provincia ha invertido más de $4.000 millones para intentar acabar con el problema de la gente que vive en la calle, a través no sólo de programas de infraestructura, sino también de apoyo psicológico y profesional, para intentar que estas personas consigan un trabajo y puedan subsistir por sus propios medios.

De igual forma se han creado 20.000 viviendas de precios asequibles, destinadas a las personas de bajos recursos.