martes, 31 de marzo de 2015

Argentina se paralizó por huelga a pocos meses de las elecciones presidenciales

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Argentina paro huelga

Foto: YouTube

Faltan cuatro meses para las elecciones presidenciales en Argentina, pero el gobierno de Cristina Fernández está enfrentando duros retos, como una huelga que paralizó este martes a una parte del país sudamericano.

Sindicatos de todas las tendencias políticas, incluidos varios que formalmente apoyan al gobierno, decidieron parar sus actividades como medio de presión contra la inflación y el “elevado impuesto a la renta”, lo cual, a ojos de los protestantes, está afectando a la economía.

El movimiento de protesta comenzó por los trabajadores del transporte, trenes, autobuses y metro, pero ha ido creciendo como bola de nieve al sumarse nuevos grupos sindicales.

El alto costo de la vida ha generado un descontento en la población, mientras que para los sindicatos este momento es clave, pues se están comenzando a sentar con el gobierno para negociar sus nuevos acuerdos colectivos para los próximos años, en donde el aumento de los salarios será la piedra de tranca.

Pero para muchos analistas, esta medida, de parte de los seguidores de la presidenta Fernández, busca medir el nivel en el que se encuentren los posibles candidatos a la presidencia. La viuda de Néstor Kirchner no puede presentarse a un nuevo mandato, por lo que un nuevo candidato tendrá que tratar de seguir su legado.

Para los grupos opositores es una oportunidad clara de debilitar a un gobierno que ha sobrevivido a varias polémicas, tanto dentro como fuera del país.

Tras la huelga de hoy, la Casa Rosada respondió de manera firme, señalando que esta protesta tenía puros fines políticos. Además, la presidenta defiende los impuestos señalando que sólo afecta a los que ganan más dinero.

“¿Por qué están parando? Están parando por defender los sueldos altos de otros gremios. Parece que se mofan de quien tiene vocación de trabajar, algo inconcebible“, dijo a la prensa local el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Según el gobierno argentino, sólo 7 u 8% de los trabajadores del sector de transporte se ven afectados por esta tasa de impuesto sobre la renta.