miércoles, 8 de abril de 2015

Rosemont-La Petite-Patrie presenta nuevas reglas para instalar terrazas de cafés y restaurantes

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Terraza Rosemont Montreal

Foto: Google Maps

Se acerca el verano, lo que significa la temporada de terrazas en los principales distritos de Montreal. Aunque en Rosemont-La Petite-Patrie, esta temporada la situación podría ser diferente.

Este martes el Concejo Municipal de este distrito introdujo una moción para modificar varios reglamentos sobre el urbanismo en este sector. Uno de los principales cambios afectará a los restaurantes y cafés que abren sus terrazas para disfrutar del sol y las buenas temperaturas.

Con la finalidad de proteger la buena circulación, los políticos de Rosemont-La Petite-Patrie propusieron una mejor regulación de las terrazas, las cuales ahora tendrán que dejar las aceras libres y sólo podrán ponerse en la calle o dejando un espacio mínimo de 1,5 metros entre su puerta de entrada y las mesas.

Esta medida podría afectar al distrito en varias formas. Por un lado, obligará a muchos comercios a instalar terrazas sobre la calle, lo cual genera más costos y también limitará el número de puestos de estacionamientos disponibles.

El distrito tendrá que reponer parte del dinero que se perderá por motivo de los parquímetros a Stationnement Montréal.

Por otra parte, muchos comerciantes de lugares como La Petite Italie creen que esta nueva medida podría afectar sus tradicionales terrazas y, por ende, a sus cifras de negocios en la temporada más movida del año.

Este nuevo reglamento será aprobado en los próximos días y se aplicará a partir de este verano.

Más diversidad, pero más equilibrio

Rosemont-La Petite-Patrie también analiza cómo poder asegurar que el distrito ofrezca una gran cantidad de comercios y servicios, pero manteniendo un equilibrio entre la cantidad de inmuebles con fines comerciales y aquellos residenciales.

El nuevo plan presentado este martes busca “reforzar” la densidad de comercios en algunas de las vías más importantes del sector, como los bulevares Rosemont y Saint-Laurent, así como la calle Saint-Hubert.

La alcaldía de este sector dice que permitirán una mayor cantidad de comercios en calles que incluso son principalmente residenciales, pero que harán un análisis profundo sobre el tipo de comercio que se acepta y su área de dominio.

A las autoridades les interesa, por ejemplo, poder tener más locales nocturnos, pero sabe que deben hacerlo de una forma que no perturbe la tranquilidad del sector.