jueves, 9 de abril de 2015

Cumbre de las Américas 2015: encuentros, desencuentros y un nuevo invitado

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Diseño: VII Cumbre de las Américas, Panamá 2015

Diseño: VII Cumbre de las Américas, Panamá 2015

Como viene ocurriendo cada cuatro años desde 1994, Panamá será sede, este 10 de abril de 2015, de la Séptima Cumbre de las Américas. En esta ocasión, con un invitado que era anhelo de casi todos los países de la región, menos de Canadá y los EEUU: Cuba. 

Sólo hasta hace cinco meses ocurrió el primer desencuentro: los gobiernos de Canadá y los EEUU rechazaban la exigencia de muchos países latinoamericanos que expresaron no participar en la cita de Panamá si Cuba no era invitada. El gobierno panameño decidió extender la invitación a comienzos de diciembre al presidente cubano, Raúl Castro, a lo que pocos días después siguió el anuncio de Obama de iniciar el acercamiento con Cuba, un gran giro a los 50 años de embargo e historia entre estas dos naciones. ¿Coincidencia?

Esta cumbre, al igual que otras como la Iberoamericana, ofrece la oportunidad para que los jefes de Estado y de Gobierno puedan discutir sobre temas que, la verdad sea dicha, son recurrentes y tienen que ver con la disminución de la pobreza, educación, la cooperación internacional y el desarrollo, así como con el medio ambiente, migración, entre otros tantos.

Pero no sólo es oportunidad para que las autoridades de nuestros países se reúnan y discutan sobre nuestro futuro y cómo corregir las diferencias que existen entre las naciones y dentro de cada nación. Cada uno de estos escenarios de diálogo cuenta con espacios para que el tercer sector, los representantes de las organizaciones de la sociedad civil, puedan discutir sobre temas relacionados con la agenda general del encuentro y, de esa manera, hacer llegar su aporte, su opinión a nuestros gobernantes.

En Panamá, el encuentro de la sociedad civil se ha llamado “Prosperidad con Equidad: El Desafío de la Cooperación en las Américas”. Tema muy atractivo si tomamos en consideración que la desigualdad no es problema exclusivo de los países latinoamericanos, sino que también afecta a los EE UU, que tienen, de acuerdo con el profesor y exministro Robert Reich, la mayor desigualdad del mundo.

Los números de nuestras economías pueden demostrar crecimiento económico, baja inflación e incluso disminución de la pobreza. La realidad, sin embargo, puede enseñarnos que no son sólo números si no hay equidad en el crecimiento económico. ¿Justa distribución de la riqueza? 

Pero también los empresarios tienen su encuentro. En Panamá se celebrará la Segunda Cumbre Empresarial de las Américas, “Tendiendo Puentes en las Américas: Integración Productiva para un Desarrollo Inclusivo”, la cual es organizada conjuntamente con el Banco Interamericano de Desarrollo. En esta reunión se pretende conversar acerca de temas que permitan impulsar el desarrollo social y económico y a la vez promover el comercio y las inversiones en y hacia la región. Líderes de empresas tales como Odebrecht, Pepsico, Coca Cola, Copa, Telcel-Telmex, Citigroup, Walmart, entre otras, estarán presentes.

El deseo es que todas sus conclusiones no se queden en los manifiestos, acuerdos o mandatos. Que se lleven a cabo y permitan que nuestros pueblos tengan la oportunidad de mejorar su calidad de vida, que permitan la movilidad social que, por ejemplo, vivió Venezuela en la década de los sesenta y setenta; que llevó a un crecimiento interesante de la economía chilena o a la estabilidad democrática como la de Costa Rica. Esa es la aspiración de cada uno de estos encuentros.

Mientras tanto estemos atentos al encuentro en el que fijarán sus ojos, no sólo nuestro continente sino el mundo en general: al de Barack Obama y Raúl Castro, líderes de dos grandes pueblos, uno con “la mayor desigualdad del mundo”, el otro con el peor récord democrático de toda la historia de nuestra América, deshonra de Martí.

Twitter: @JosueIRamirez.