lunes, 13 de abril de 2015

Falleció el escritor uruguayo Eduardo Galeano a los 74 años de edad

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Eduardo Galeano

Foto: YouTube

Este lunes falleció Eduardo Galeano. El escritor uruguayo murió a los 74 años luego de luchar contra un cáncer de pulmón que lo había llevado al hospital el pasado viernes.

Hombre de letras, de política y de fútbol. Su obra fue extensa y ha sobrevivido a los años con el mismo ímpetu que mostró en los años 70, una de sus décadas más prolíficas.

Fue un hombre sincero también. Nunca dudó en decir sus opiniones, así significara criticar sus propio libros.

En 1971 marcó su carrera con la publicación de Las venas abiertas de América Latina, un clásico de la literatura política y del movimiento de izquierda. Un libro que fue motivo de propaganda para muchos, regalo de Hugo Chávez a Barack Obama y libro de cabecero de miles de “revolucionarios”.

Fue también el libro que el propio Galeano renegó hace poco, durante un evento en Brasil, donde señaló que no “no se arrepiente” de haberlo escrito, pero que no puede leerlo, pues se dio cuenta que “no tenía la formación necesaria en política y economía”.

Sus palabras decepcionaron a muchos de sus seguidores, mientras que le valieron el respeto de muchos otros.

“Las venas abiertas de América Latina” lo persiguió durante toda su carrera. En 2009, luego que Chávez regalara el libro a Obama, la obra de Galeano saltó del puesto 60.280 de los más vendidos en Amazon al lugar 10 en sólo 24 horas.

Pero su respuesta ante el incidente sorprendió a muchos. “Ni Obama y ni Chávez entenderían el texto”, lanzó, agregando. “Él (Chávez) se lo entregó a Obama con la mejor intención del mundo, pero le regaló a Obama un libro en un idioma que él no conoce. Entonces, fue un gesto generoso, pero un poco cruel”.

Muchos de sus seguidores prefieren recordarlo como hombre de fútbol, tema sobre el que dejó una de sus más importantes obras. “Fútbol a sol y sombra” se convirtió en una referencia para millones de fanáticos, quienes descubrieron muchas historias sobre la pasión por “la redonda” contadas de una forma agradable pero muy intelectual.

Galeao murió en su Uruguay natal, la que en un momento tuvo que dejar para escapar de la dictadura, pero a la que siempre volvió.