jueves, 16 de abril de 2015

Inmigrantes y desempleo en Canadá: lo que ocurre en Alberta

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
inmigrantes y desempleo en Canadá, Alberta 2015

Foto: Flickr / Grant Hutchinson (CC)

Alberta, durante los últimos años, ha sido uno de los motores de la economía canadiense. El país ha puesto un gran esfuerzo en desarrollar más el sector energético de la provincia y eso lo ha llevado a tener buenos resultados, a pesar de que, en los tiempos de la recesión, la desocupación se duplicó (pero seguía estando por debajo del promedio nacional).

Ese empuje se evidencia también en la tasa de desocupación de su población -una de las más bajas del país, al menos hasta la reciente caída de los precios del petróleo-, lo que, aunado a una serie de oportunidades que ofrece esta región canadiense, principalmente las ciudades de Calgary y Edmonton, ha creado un gran atractivo para los inmigrantes que escogen Canadá como su destino para una nueva vida.

VER TAMBIÉN: 

Un reporte oficial sobre la inmigración en Alberta, publicado en 2011, explicaba que, desde el 2006, el número de nuevos residentes ha estado en constante crecimiento. De hecho, entre ese año y el 2010, el avance en la cantidad de newcomers que se instalaron en esta provincia fue de 58%, al pasar de 20.716 personas en 2006 a 32.640 en 2010, números que están por debajo de los que registran, por ejemplo Quebec y Ontario, es decir, Alberta recibe menos newcomers por año. En el mismo reporte se indicaba que en los años venideros, la provincia podría enfrentar un déficit de 77.000 trabajadores. Claro está, en ese entonces no se vislumbraba, no de manera obvia, lo que ocurriría con los precios del crudo. “El atraer y retener inmigrantes será clave para una prosperidad continua de Alberta”, se lee en el reporte.

Pero ¿cómo está la relación desempleo-inmigrantes en Alberta?

Los datos de Statistics Canada revelan que la brecha en el desempleo entre los inmigrantes, la población en general y los nacidos en Canadá, no es tan amplia como la que se da en Quebec (11,1% vs. 7,7%, 7,1%, respectivamente), e incluso está por debajo de la que se registra en Ontario (8,0%, vs. 7,3% y 6,9%).

Alberta y desempleo

Fuente: Statistics Canada

Pero en Alberta lo más interesante ocurre en dos segmentos de inmigrantes: en los que tienen menos de cinco años en el país y en los que tienen más de 10 años en Canadá.

Para los inmigrantes con menos de cinco años en el país:

En 2014, el desempleo entre los inmigrantes con menos de cinco años en Alberta se ubicó en 7,1% mientras que el de la población en general fue de 4,7% y el de los nacidos en el país fue de 4,8%. Se trata de una brecha menor respecto a la que se da en Quebec y Ontario para este segmento de inmigrantes. Las estadísticas muestran entonces que esta provincia canadiense ha tenido mejores resultados (aun cuando queda trabajo por hacer) para integrar a sus nuevos residentes al mercado laboral (newcomers o nouveaux arrivants) que las otras dos regiones canadienses. Es verdad que muchos de los inmigrantes que escogen Alberta como nuevo hogar tienen ya una oferta de trabajo, precisamente en el sector energético -bandera de la provincia-, pero los datos revelan que, en promedio, los inmigrantes tienen una mejor integración al mercado laboral en esta etapa de adaptación y estabilización que representan los cinco primeros años en la nación.

Alberta y desempleo

Fuente: Statistics Canada

Recordemos en este punto que en el caso de Quebec, el desempleo para los inmigrantes con menos de cinco años en Canadá es más del doble del global de la población y en Ontario la tasa de desocupación de los newcomers duplica tanto a la de la población en general como a la de los nacidos en Canadá.

Volviendo a los datos de Alberta, las estadísticas de StatCan muestran, sin embargo, que esta condición -de una brecha no tan amplia para este segmento de los inmigrantes- no  ha sido siempre así y que más bien ha mejorado en los años post-recesión, pues a pesar de que el desempleo general ha avanzado en Alberta, la tasa de desocupación para este segmento se ha mantenido similar a los años previos a la crisis. Eso sí, luego de que la desocupación bajó en el año de la crisis financiera (2008), el desempleo entre los inmigrantes se disparó en el año de recesión y en el siguiente, para luego descender y ubicarse entre 6 y 7%, entre 2011 y 2014.

Una tendencia observada tanto en Canadá, como en las provincias de Quebec y Ontario, que se repite en Alberta, es que la brecha en el desempleo va reduciéndose con el transcurrir de los años. De esta manera, para los inmigrantes que tienen más de cinco años en el país, pero menos de 10, la tasa de desempleo se ubicó en 2014 en 5,0%, muy cerca de la tasa global, 4,7% y de la de los nacidos en tierras canadienses. Este segmento, no obstante, también la tuvo difícil en los años de recesión, pues su tasa de desocupación fue más similar a la de los inmigrantes con menos cinco años en el país, que a la de la población en general.

Alberta desempleo e inmigrantes

Fuente: Statistics Canada

Después de los 10 años

Hasta el año 2009, cuando la economía canadiense cayó en recesión tras la crisis financiera mundial, el desempleo entre los inmigrantes con más de 10 años en el país era menor o igual al de la población global y a la de los nacidos en Canadá. Sin embargo, esta tendencia se revirtió y a partir de 2010 hasta el año pasado, la tasa de desocupación para ese segmento de inmigrantes ha estado por arriba de los otros dos segmentos analizados, por pocos puntos porcentuales, pero ha sido superior.

Este comportamiento, según los datos de StatCan, se observa en Alberta y en Quebec, pues en Ontario  los inmigrantes que tienen 10 años o más en Canadá tienen tasas de desocupación iguales o menores a las de toda la población o a la de los nacidos en Canadá, e igual ocurre en Manitoba-Saskatchewan, en Columbia Británica y en las provincias atlánticas (cuyos datos analizaremos la semana entrante).

Alberta Desempleo e Inmigrantes

Fuente: Statistics Canada

Será necesario esperar el cierre de 2015 para medir el impacto de la caída de los precios del petróleo en la tasa de desocupación de los inmigrantes que se han radicado en Alberta, pues, como se sabe, ésta es una de las provincias canadienses más golpeadas por esta realidad.

En la provincia habrá elecciones el próximo 5 de mayo y el actual primer ministro, Jim Prentice, estaría analizando la posibilidad de congelar los salarios en el sector público. Mientras tanto, las previsiones de recortes y menos inversiones en las empresas de Alberta, continúan.

VER TAMBIÉN:

¿Vive en Alberta? ¿Cómo ha sido su experiencia en el mercado laboral?

Twitter: @GAbAguzzi gaguzzi@noticiasmontreal.com

Para ver el reporte de inmigración de Alberta (2011): aquí.