jueves, 16 de abril de 2015

No te rindas, naciste para vencer

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Iglesia Buenas Noticias en Montreal

Foto: Cortesía Iglesia Buenas Noticias

Tienes que saber que fuiste creado para vencer y no para rendirte.

Quizás estás leyendo este artículo con la idea de que no es para ti, pues las circunstancias que te rodean no te permiten verte como un vencedor. Pero la realidad es que eres un vencedor.  En este artículo quiero hablarte de cómo vencer en los momentos más oscuros de nuestra vida. Te estaré hablando de principios, que nos ayudan a fortalecer nuestra espiritualidad. No todos somos religiosos, pero todos somos espirituales. En los momentos más difíciles de nuestra vida, necesitamos fortalecer nuestro espíritu.

Quizás te ha sucedido que un amigo te ha invitado por un día a su gimnasio, para que veas cómo se entrena. Lo has acompañado en casi todo lo que hacía y has logrado hacer casi lo mismo que él, pero con un poco más de dificultad.  Pero la verdadera diferencia se ve al día siguiente: te ha dolido casi todo el cuerpo durante una semana y a tu amigo no. ¿Por qué? Él se entrena regularmente y eso hizo la diferencia.

Para algunos la espiritualidad es como esos músculos que no utilizamos mucho, y cuando lo hacemos, nos duele durante una semana. Pero si la entrenamos cotidianamente, el día que la necesitemos no nos dolerá.

Entonces la pregunta es: ¿Cómo fortalecer nuestro espíritu, para resistir y vencer?

Te voy a compartir dos principios o ejercicios espirituales de los que, en mi experiencia como pastor, he visto que dan más resultados. Hay muchos otros, pero creo que estos dos son buenos para comenzar.

No te entrenes solo

Busca un grupo que ya se entrene y que te pueda ayudar y motivar. Recuerda que como en el gimnasio, las primeras semanas son las más difíciles y dolorosas.  Son esos amigos de entrenamiento que nos ayudan en los momentos difíciles, los que tienen palabras sinceras de esperanza y fe. Una de las historias que más me gusta de la Biblia es la del paralítico que fue transportado por cuatro hombres. Ellos tenían la fe de que él podría volver a caminar, y caminó. Es bueno contar con amigos así en nuestras vidas. Que cuando no podamos seguir, ellos nos puedan llevar y sostener. Como emigrantes, en muchas ocasiones, la soledad hace que todo sea más difícil. Busca un grupo om si ya lo tienes, quizás solo deban entrenarse juntos y no cada uno por separado.  La espiritualidad cristiana no se puede vivir de forma independiente.

Fortalece tu fe

Antes de decirte cómo fortalecer la fe, quiero simplemente aclarar que la fe es más que creer en la existencia de Dios. La fe, más que creer, es confiar en Dios. Entonces, para poder fortalecer la fe, necesitamos conocer más acerca de Dios. Normalmente uno no confía en alguien que uno no conoce y eso está bien. Otro aspecto es que la fe es individual, necesitamos conocer a Dios personalmente. Aunque las referencias nos ayudan en nuestro proceso para conocer a alguien, muchas veces discrepamos de ellas. A cuántos no nos ha sucedido que nos hacemos una imagen de alguien por lo que hemos escuchado. Pero  cuando la conocemos en persona es completamente diferente de lo que habíamos pensado. Con Dios es igual, las referencias son útiles, pero es mejor conocerlo uno mismo. Eso se logra sobre todo de dos formas, uno con el tiempo, relacionándonos con él y dos leyendo sobre él, en especial en la Biblia.

Quiero terminar presentándote a Nick Vujicic, quien para mí es un gran ejemplo de alguien que ha logrado vencer muchas pruebas en su vida a través de su fortaleza espiritual.

Si deseas ayuda para fortalecer su espiritualidad, o contarnos su testimonio, escríbanos a Iglesia Buenas Noticias.