viernes, 17 de abril de 2015

La compra de un inmueble sin la intervención de un agente inmobiliario

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:
comprar casas sin agente inmobiliario

Foto: Flickr / mpov (CC)

¿Qué riesgos puede traer aparejada la firma de un contrato preliminar de compraventa (Promesse d’Achat) cuando no comprendemos que significan las cláusulas que estamos firmando y, en consecuencia, aceptando? ¿Quién defiende los derechos del comprador cuando la venta de la propiedad se hace sin intervención de un agente inmobiliario ni el asesoramiento de un profesional? ¿Están las partes en igualdad de condiciones?

La venta directa de una propiedad sin intervención profesional

En nuestra anterior entrega hemos hablado del contrato preliminar en la compraventa de una propiedad y cuáles son las consecuencias que genera el mismo para las partes.

Veremos hoy cuál es el contenido del mismo y la importancia de la elección de una u otra de las condiciones.

Así, el contrato preliminar preverá entre otras cosas:

  • El precio y la forma de pago
  • La fecha de entrega del inmueble
  • Las garantías que ofrecerá el vendedor
  • Quien se hace cargo de los diferentes gastos relacionados con la compraventa
  • A qué condiciones está sujeta la venta y dentro de este rubro, encontramos una importante sub-categoría entre los que citaremos a título de ejemplo los siguientes:
  1. La revisión de la Declaración de copropiedad y los estados contables en el caso de un condominio
  2. El resultado satisfactorio de la inspección
  3. La obtención del financiamiento necesario

En las ventas hechas sin intervención de agente inmobiliario ni asesoramiento profesional, el vendedor cuenta con la asistencia jurídica del sistema a través del que publica, como por ejemplo Du Proprio. El comprador por el contrario no cuenta con ningún asesoramiento y nadie vela por sus intereses.

En muchos casos, el comprador no se ve afectado por esta falta de asistencia. Esto es cuando ambas partes actúan de buena fe, y no se presentan situaciones de conflicto  entre ellas.

Sin embargo, basta que cualquier situación conflictiva se presente entre las partes para que se produzca un desbalance entre estas. Así, cuando las partes no se ponen de acuerdo en la interpretación de una cláusula relativa a los gastos extraordinarios de la venta, como es el pago del seguro de título exigido por el banco; cuando el certificado de localización revela deficiencias, o cuando del estudio de títulos surge que existen vicios jurídicos en el título de propiedad del vendedor.

En estos casos, el comprador no contará con un profesional que pueda asesorarlo y defender su derecho. En estas situaciones, además, la participación del notario no será de ayuda, ya que el mismo no es un intermediario entre las partes y debe mantener la neutralidad.

Como conclusión, si usted es comprador de una propiedad en cuya venta no ha intervenido un agente inmobiliario, es prudente y recomendable actuar asistido por un notario (distinto que el que debe hacer la venta)  o por un abogado, los cuales le brindarán el adecuado asesoramiento legal.

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la de ilustrar al lector sobre los aspectos notariales vinculados al diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono  514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com o a través de la GuíaNM.