jueves, 23 de abril de 2015

El presupuesto de Canadá en tres puntos de especial interés para los inmigrantes

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Twitter / @MinJoeOliver

Foto: Twitter / @MinJoeOliver

“Los nuevos canadienses son dos veces más propensos a emprender y a ahorrar”. Con esta frase, los ministros de Finanzas y de Defensa y Multiculturalismo de Canadá, Joe Oliver y Jason Kenney, comenzaron una teleconferencia de prensa con los medios étnicos, para explicar, de cara a los inmigrantes, los alcances del presupuesto presentado esta semana ante el Parlamento canadiense.

En la teleconferencia, en la que participó NM, ambos ministros destacaron el impacto directo de los programas y de las medidas incluidas en la relación de ingresos-gastos de la nación para los inmigrantes, centrándose principalmente en tres puntos:

  • El reconocimiento de las competencias adquiridas en el extranjero
  • El emprendimiento
  • El ahorro

Tanto Oliver como Kenney hicieron nuevamente énfasis en el equilibrio presupuestario que se plantea para el ejercicio fiscal (uno de elecciones federales, vale destacar), recordando que las proyecciones indican que habrá un superávit de 1,4 millardos de dólares, sin dar mayores detalles sobre cómo se lograrán esos recursos excedentarios.

“El presupuesto es balanceado.  Seguirán bajando los impuestos y habrá crecimiento económico”, indicó el ministro Kenney en su breve discurso introductorio, para darle la palabra al ministro Oliver.

Ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

El titular de las finanzas públicas de Canadá aseveró por su parte: “Tras los días de la recesión nuestro gobierno hizo una promesa: el tiempo de crisis ha pasado, entonces es tiempo de tener el equilibrio, pero lo más importante es ¿cómo lo vamos a hacer?”.

Agregó Oliver: “no lo hicimos subiendo los impuestos, al contrario, los bajamos y aumentamos las transferencias a sectores esenciales como educación y salud. Logramos equilibrar el presupuesto reduciendo el gasto: eliminando 18 millardos de dólares de gasto burocrático”.

Antes de dar paso a las preguntas, el ministro Oliver insistió en que el presupuesto balanceado “dará al país la flexibilidad financiera para seguir construyendo un Canadá más fuerte, para las futuras generaciones”.

Sobre el reconocimiento de las competencias:

El gobierno canadiense está prometiendo un camino menos difícil para que los inmigrantes logren tener formación para hacer validar y equiparar las competencias adquiridas fuera de Canadá a través del programa Foreign Credential Recognition Loan, el cual, de ser un proyecto piloto, pasa ahora a ser permanente.

Este programa fue prometido en el 2011 como parte de las ofertas electorales de la campaña que realizó el gobierno conservador. Entonces, el partido de gobierno prometió hacer más por los inmigrantes calificados que desean trabajar en sus áreas de experticia en Canadá.

Bien se conoce que ésta es precisamente una de las metas más cuesta arriba para los inmigrantes y es por ello, dijeron los ministros, que el gobierno decidió hacer permanente el programa, luego de experimentarlo a través de un plan piloto, desde el año 2012.

El programa prevé, hasta ahora, un préstamo de hasta 15.000 dólares. Estos recursos pueden ser utilizados para formación o entrenamiento para presentar las pruebas que exigen las órdenes o colegios, o incluso para cubrir los gastos de la guardería de los hijos, de tal manera que sus padres puedan dedicarse a estudiar para validar o adaptar sus capacitaciones a los estándares canadienses.

En el primer año del programa piloto, 1.000 personas recibieron la ayuda financiera, por un monto de 6 millones de dólares en préstamos. Los datos de la Social Research and Demostration Corporation indican que menos del 1% de los que recibieron estos créditos no pudieron pagar la deuda adquirida.

Los mismos periodistas que participaron en la teleconferencia (de medios de comunicación étnicos o de comunidades inmigrantes) recordaron a ambos ministros que el conseguir un empleo en sus áreas de profesión es uno de las barreras más comunes para el inmigrante promedio.  Y el gobierno lo reconoce. Por eso aseguran que el hacer de este programa un apoyo permanente, logrará dar un impulso a los nuevos residentes.

VER TAMBIÉN: 

Recuerde que se trata de un programa federal. Para tener mayores detalles de cómo funciona: aquí.

Sobre el ahorro

El ministro Kenney recordó uno de los puntos que los conservadores han venido destacando más sobre este presupuesto: el incremento del aporte máximo al CELI-TFSA que casi se duplicó: de 5.500 a 10.000 dólares.

En este punto ambos ministros reiteraron que los inmigrantes son dos veces más propensos a ahorrar que los ciudadanos nacidos en Canadá.

“Lo que deseamos es darle herramientas a todos los canadienses para que ahorren en cualquier parte de su vida, para sus prioridades”, dijo el ministro Oliver, agregando que “los inmigrantes hacen una contribución enorme a la fuerza laboral y a la cultura. Hacen lo que es hoy Canadá”.

Sobre el beneficio al emprendedor

El tercer y último elemento del presupuesto que los ministros destacaron, por su relación directa con los intereses de los nuevos residentes, fue la reducción de la tasa impositiva para las pequeñas empresas, reconocimiento igualmente que los inmigrantes tienen una mayor tasa de deseos de emprender en comparación con los nacidos en Canadá.

Parte de esta intención mayor surge también por parte de muchos inmigrantes que, frustrados al no lograr conseguir un empleo en sus áreas de conocimiento y competencia, deciden lanzarse al mundo del emprendimiento. Otros, mientras tanto, lo ven como el momento idóneo para arrancar su propia empresa o convertirse en trabajadores autónomos, que es también una forma de poder sacar el mayor provecho de las capacidades que se tienen. Lo cierto es que ambos ministros recordaron en este sentido que aquellas pequeñas empresas (que tienen menos de $500.000 de ingresos anuales) se verán beneficiadas de una reducción de 11% a 9% de la tasa impositiva. Esto a partir de 2019.  Serán en total unas 700.000 empresas pequeñas las que se beneficiarán de esta medida, según los cálculos gubernamentales.

El gobierno asegura que se trata de un incentivo para que las compañías puedan crecer, invertir y, claro está, contratar personal.

Twitter: @GAbAguzzi gaguzzi@noticiasmontreal.com