viernes, 24 de abril de 2015

Crónica de un empate histórico, del arbitraje y del regreso a casa del Impact de Montreal

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:
Ignacio Piatti Impact de Montreal

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Luego del empate entre el Impact de Montreal y el América un presentador de la cadena Fox Sports se preguntó si la MLS no era ya una mejor liga de fútbol que la mexicana. Unas 24 horas antes, ese mismo presentador decía convencido que América golearía en el estadio Azteca e incluso predecía una goleada de las Águilas en Montreal.

El 1-1 estaba fuera del libreto, nadie en México, a excepción quizá de algunos hinchas de Pumas, archirrival de América, pensaba en la posibilidad de que un equipo canadiense llegara incluso a marcar un gol en el Coloso de Santa Úrsula.

Pero este Impact es particular, es un enigma que pocos han logrado descifrar. Un club que cayó al infierno de la tabla de la MLS el año pasado, que limpió una gran parte de su plantilla, trajo 14 jugadores nuevos y en un par de meses se convirtió en el posible candidato a representar a la Concacaf en el Mundial de Clubes de la FIFA.

Para las decenas de miles de fanáticos que se acercaron al Azteca la jornada fue extraña, casi surrealista. La marea de franelas amarillas veía a la delegación canadiense, a los jugadores -e incluso a los periodistas- como unos turistas que habían perdido el camino y que estaban fuera de su zona de confort.

Pero todo eso se acabó en 18 minutos, cuando el argentino Ignacio Piatti definió sin dudar un balón que se metió en el primer palo del portero americanista.

Un silencio momentáneo inundó el estadio. La sorpresa era difícil de digerir.

A partir de ahí el Impact hizo su trabajo, América hizo su trabajo y el árbitro… bueno, él hizo lo contrario a su trabajo.

VER MÁS – Las fotos del 1-1 entre el Impact y América

El Impact hizo su trabajo porque mantuvo la sangre fría, cerró los espacios y buscó liquidar el partido en un contragolpe, mantuvo el orden defensivo y si bien regaló muchos balones parados, estuvo casi perfecto a la hora de despejar su área.

Y si tan sólo la vaselina que intentó Piatti hubiera entrado, esta historia sería distinta.

América hizo su trabajo porque se volcó al ataque, jugó como el local que era y al final se consiguió un gol al 89′ que tuvo su cuota de polémica, pero que fácilmente pudo haberse convertido en un 2-1 de haber tenido tiempo. Polémica por dos razones: 1) la cantidad de faltas otorgadas cerca del área, una de las cuales fue el centro de gol. Y 2) El hecho que Oribe Peralta se recarga sobre su defensor, Calum Mallace, una infracción que de no ser el América local, se hubiera pitado.

Liga Campeones Scotiabank Concacaf

Por su parte, el árbitro tuvo una jornada difícil. El rugido del estadio lo terminó intimidando, las faltas a favor del América se multiplicaron, pero nada igualó a su error al cierre del primer tiempo. En un contragolpe el delantero Dominic Oduro prendió los motores, solo rumbo al arco. A Oswaldo Martínez, quien hizo el relevo defensivo, no le quedó más que aferrarse a la camiseta del atacante.

La regla 12 de la FIFA dice claramente que sujetar a un jugador que tiene una oportunidad de gol significa una expulsión. Sin embargo, para el hondureño Héctor Rodríguez, por algún motivo desconocido, la infracción sólo valió una tarjeta amarilla.

Pero el Impact se centra en lo positivo. Piensan en el hecho que están adelante en la serie a pesar del empate, por haber marcado un gol. Piensan en que demostraron no tener miedo del América y que son capaces incluso de derrotar al gigante mexicano.

El Impact de Montreal piensa ahora en casa, en su estadio y con más de 59.000 fanáticos apoyándolos el próximo miércoles con el sueño de verlos levantar el trofeo de la Scotiabank Liga de Campeones de Concacaf.

Toques cortos

  • El club volvió a Montreal este jueves en un chárter desde Toluca. Había sonrisas entre la plantilla e incluso un mayor respeto de parte de los mexicanos, quienes saludaron a varios de los jugadores, los despidieron con palabras de apoyo y no dudaron en tomarse una foto con “los canadienses”.
  • El arquero Evan Bush recibió una tarjeta amarilla sin ningún sentido en los segundos finales del partido. Esto significa que se pierde el partido de vuelta de la final. El Impact presentó inmediatamente una apelación con evidencia de que no había motivo alguno para amonestar al portero. En unas 48 horas deberían tener respuesta.
  • El partido de vuelta en el estadio Olímpico se jugará a casa llena. El club vendió desde hace varios días todas las entradas disponibles para el choque definitivo del miércoles, el cual dará el boleto al Mundial de Clubes.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Aquí está el resumen del partido: