lunes, 27 de abril de 2015

La compra de una propiedad a estrenar: la garantía de “maison neuve”

Publicado en:
Actualidad Notarial Portada
Por:
Temas:
Construccion-Montreal

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

 

¿Qué garantías ofrece la compra de una propiedad a estrenar?¿En qué consiste la garantía de MAISON NEUVE? ¿Siempre está incluida? ¿Cómo se paga la unidad? Lo invitamos a recorrer juntos el análisis de la cuestión.

La compra de una propiedad a estrenar: de la garantía y otras cuestiones

Si está usted interesado en comprar una propiedad directamente del constructor, descubrirá que esta alternativa trae aparejada ventajas y desventajas que es preciso conocer para sacar el mejor provecho de las primeras y prevenir las segundas. 

Dentro de las ventajas que podemos señalar, por supuesto, encontraremos tener acceso a un producto moderno, con una decoración contemporánea, sin desgaste ni uso ajeno, y con la incorporación de nuevos materiales y tecnologías. 

Por otra parte, dependiendo de la ciudad, podremos tener derecho a alguno de los subsidios que éstas ofrecen como incentivo.

Dado que por otra parte, muchas veces estaremos comprando en obra, será importante asegurarnos que la obra se concluirá como fue prometido por el constructor y que los vicios de construcción estarán también cubiertos. 

En muchos de los nuevos proyectos inmobiliarios el vendedor incluirá una GARANTÍA particular ofrecida por distintas entidades que protegerán al comprador contra vicios o defectos de construcción y aun de la falta de terminación de la unidad o de parte de ella.

Estas garantías, ofrecidas por instituciones públicas o privadas, y conocidas como GARANTIE DE MAISON NEUVE, GARANTIE DE LA APCHQ, GARANTIE DE QUALITÉ HABITATION, son un elemento importante a tener en cuenta al momento de elegir el producto.   

Está garantía es una obligación que le impone en algunos casos a los desarrolladores la RÉGIE DE BATIMENTS DE QUEBEC, pero es preciso aclarar que no todos los desarrolladores están obligados a ofrecerla, dependiendo entre otros criterios  de su antigüedad en la actividad, la cantidad de pisos de la construcción, etc.

Por otro lado, la ley se preocupa de proteger al comprador de una nueva construcción imponiéndole al desarrollador el respeto de ciertas formalidades al efectuar la venta.

Dado que al momento en el que el potencial comprador visita el proyecto, éste puede estar en una etapa muy incipiente, o aún ni siquiera haber comenzado, el vendedor deberá proveerlo de una NOTA DE INFORMACIÓN que contenga todos los detalles de la futura construcción incluyendo medidas, calidad de los materiales, instalaciones y servicios, así como el contenido somero de la futura DECLARACIÓN DE COPROPIEDAD.

Una vez el comprador reciba esta documentación y haya firmado el contrato preliminar, tendrá 10 días para arrepentirse y desistir de su compra. En este último caso, el vendedor deberá devolverle el depósito que hubiera recibido.

Finalmente, los pagos por la compra se harán de forma progresiva a lo largo de la construcción y quedarán en poder del notario que hará las ventas del proyecto. El saldo final, que generalmente es pagado por medio de la financiación hipotecaria,  será abonado al tiempo de la firma del acto de venta.

Cabe aclarar que en estos proyectos, el notario es designado por la constructora y no por el comprador. El proceso puede resultar complejo, los términos legales desconocidos y es sumamente recomendable el acompañamiento de un PROFESIONAL de su parte, que lo ayude a transitar ese trayecto, a comprender y analizar los documentos que estará obligado a firmar para llevar a cabo la compra. Su NOTARIO podrá asistirlo en español, para mejor conocer sus derechos y entender el alcance de sus obligaciones.

En la próxima edición trataremos las desventajas y cómo protegerse de ellas. 

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la   de ilustrar al lector sobre los aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono  514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com o a través de la GuíaNM.