miércoles, 6 de mayo de 2015

¿Cómo impactaría el Acuerdo Transpacífico a América Latina y Canadá?

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica Portada
Por:
Temas:
Acuerdo transpacífico Canadá Latinoamérica

Foto: Wikimedia / OgreBot (CC)

En economía se distinguen dos grandes tipos de eventos: exógenos y endógenos. Cuando nos referimos al ámbito de negocios, los factores endógenos son aquellos en los cuales la empresa, o mejor dicho, “el gerente”, tiene cierto nivel de influencia. Por ejemplo, uno de los factores claves es la cultura empresarial. Un empresario y líder puede moldear la cultura de su empresa. Hay otros factores claves, que hemos repetido infinidad de veces en nuestros artículos, como la productividad, donde se mezcla factores exógenos y endógenos. El gerente puede mejorar los procesos dentro de su empresa, ocuparse de temas como la calidad, servicio al cliente, inversión en bienes de capital, etc. Por otro lado, la productividad también va a depender de factores exógenos como la seguridad jurídica del país, leyes laborales, políticas monetarias y fiscales, etc. Todos temas que hemos abordado en artículos previos.

Hoy hablaremos de factores exógenos, de su importancia y de cómo mitigarlos y/o aprovecharlos. Antes que nada  hay que aclarar que estos eventos sobre los cuales no tenemos ningún tipo de influencia y/o control no tienen por qué ser ni positivos ni negativos a priori. Su impacto en el futuro de la empresa va a depender no solo del evento en sí, sino también del nivel de adaptabilidad de la empresa, de su emprendimiento y visión de los gerentes.

Hay dos noticas provenientes de los EE UU, por demás interesantes, tanto para las empresas de Quebec como para las de Latinoamérica. La primera está relacionada con el tipo de cambio (nominal), o sea el valor del dólar norteamericano. Después de meses apreciándose, funcionarios norteamericanos están dejando claro que la apreciación del dólar está teniendo un impacto negativo en el crecimiento del PIB, balanza comercial, e inflación. Esto va a conllevar un atraso en el aumento de la tasa de interés en EE UU lo que no sería una mala noticia para los mercados emergentes de Latinoamérica. Si se incrementa la tasa de interés en EE UU la deuda en dólares se hace más cara y probablemente los capitales financieros empiecen a ver con más simpatía llevar sus inversiones a EE UU.

Por otro lado, la noticia no alentadora sería que las autoridades norteamericanas están considerando tomar acciones para controlar el alza y hasta devaluar el dólar. En pocas palabras, los EE UU estarían barajando la posibilidad de usar el tipo de cambio nominal para aumentar sus exportaciones, disminuir sus importaciones (desde Latinoamérica y Quebec), ajustar la balanza comercial y crecer. De por sí no sería un problema, pero al ser un país de la importancia de los EE UU, esto se asemeja mucho a una “Currency War”. ¿Por qué se le llama “Currency war”? Porque varios países ya están devaluando su moneda para hacer más competitivas sus exportaciones. China, sin duda, llevó a cabo por años la manipulación monetaria más grande de la historia al mantener subvaluado el yuan. Si a esto le sumamos que China está enlentecida y que probablemente deba aumentar el tamaño de los estímulos, una Unión Europea que se ve beneficiada por un euro más barato por lo que no vería con buenos ojos un obstáculo para su incipiente recuperación y ahora con los EE UU explícitamente diciendo que se tomarían medidas para bajar el dólar, tenemos el coctel perfecto.

¿Qué pueden hacer las empresas tanto de Quebec como América Latina? Diversificar sus mercados para asegurarse que la caída en alguno de ellos se vea compensada con el aumento en otro. Además, deberían reestructurar sus deudas debidamente para evitar problemas de solvencia.

El otro evento exógeno que se está vislumbrando en el futuro (¿cercano o lejano?), es el famoso Trans-Pacific Partnership (TPP). No es algo novedoso. Salvo por el hecho de que la semana pasada en la reunión entre el presidente Obama y el primer ministro japonés, Shinzō Abe, ambos mandatarios se propusieron impulsarlo y así crear un megabloque comercial; la noticia pasó desapercibida en la región latinoamericana y en la Belle Province. Sin embargo, cuando se concrete, va a cambiar las dinámicas de comercio internacional. Dicha reunión, según los transcendidos de los funcionarios de ambos países, fue descrita como fundamental para desbloquear las disputas entre los dos países sobre automóviles y cuestiones agrícolas que habían estancado las negociaciones iniciadas hace tres años.

¿Qué es el TPP? Es un acuerdo que en principio incluiría 12 países entre los cuales se encuentran Estados Unidos, Japón, Canadá, Taiwán, Singapur, Australia, Nueva Zelandia, Malasia, Chile y Vietnam. El planeado Acuerdo de Asociación Transpacífico, además de facilitar el comercio e inversión entre los países integrantes, también sería un contrapeso contra la influencia de China. De concretarse, sería el acuerdo comercial, regulatorio y de inversiones más grande del mundo. ¿Cómo afectaría este acuerdo a los países de Latinoamérica?

Como siempre van a haber ganadores y perdedores. Aquellos que hayan leído nuestros artículos van a encontrar un patrón claro. La mayoría de los economistas coincide que México sería el gran beneficiado por su participación en el NAFTA y proveedor de insumos intermedios a los EE UU. Los países más perjudicados serían los países más cerrados al comercio internacional y/o que han basado sus economías en commodities: Brasil, Argentina, Venezuela. Si estos países -MERCOSUR- no se integran a algún bloque comercial de mayor tamaño, dejarán a sus empresas en una posición muy precaria. “Van a tener desventajas arancelarias y regulatorias”, aseveró Osvaldo Rosales, jefe del Departamento de Comercio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de las Naciones Unidas.

VER TAMBIÉN: 

Luego están los países como Chile y Perú. En economía, cuando se crean bloques comerciales, existe el fenómeno de creación y desvió de comercio. En pocas palabras, el comercio entre miembros del mismo bloque tiende a crecer por ventajas arancelarias (creación de comercio) y el comercio con países fuera del bloque tiende a disminuir por desventajas arancelarias (desviación de comercio). Chile y Perú tienen ya firmados tratados de libre comercio con varios países que serían integrantes del TPP o sea que la creación y desviación ya tuvo efecto. Sin embargo se verían enfrentados a mayor competencia con las empresas de aquellos países con los cuales no tienen acuerdos (ejemplo, Vietnam en productos agrícolas)

Canadá estaría en un caso similar al de México. El intercambio de bienes intermedios entre EE UU y Canadá es parte fundamental de la economía de Canadá. Cualquier incremento en las exportaciones de EE UU va a tener una buena consecuencia en Canadá a no ser que sean competidores directos. Por otro lado, el TPP forzaría la apertura del mercado canadiense para el beneplácito de los consumidores y abriría mercados para las empresas canadienses.

Stratekey Canal se especializa en asesorar empresas principalmente dentro del rubro aagroindustrial sobre la mejor manera de optimizar la “Supply Chain” e integrar las distintas facetas de “Business Intelligence” para mejorar la toma de decisiones.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros vía email Christian@StratekeyCanal.ca /Sebastian@StratekeyCanal.ca.