domingo, 10 de mayo de 2015

Dedicado a las mamás multibandera

Publicado en:
Familias Multibandera Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Darryl Kenyon (CC)

Foto: Flickr / Darryl Kenyon (CC)

Me hace suspirar solo de pensarlo: soy una mamá multibandera; mi mamá, sin vivir lejos de su país, también lo es y mi abuela, también.

¿Qué nos hace ser una mamá multibandera?.

Si no vives en tu país o tienes hijos en otro país, nietos y hasta un yerno o nuera de otro país, eso te hace multibandera.

¿Y qué implica?

Implica esa apertura de espíritu donde nos preocupamos más por aprovechar el tiempo juntos que por juzgarnos.  Donde nos preocupamos más por poner en la mesa muchas cosas para que cada uno pueda comer lo que le gusta que solo poner un plato para todos.

Donde muchas veces desarrollamos relaciones cotidianas a través de la pantalla y donde los nietos aprenden a querer a sus abuelos sin abrazarlos, tan solo con escucharlos y verlos.

Paradójicamente, para algunos el estar lejos hasta resulta mejor, porque ahora sí nos preocupamos por escucharnos y por saber más unos de otros.

Este texto es para las mamás multibanderas, que buscan seguir dándole a sus familias la riqueza del cariño sin importar los kilómetros.

Para todas esas mujeres que nos encontramos enfrentándonos a ser mamás relativamente solas, a ese reto de encarnar el mejor ejemplo porque somos el único adulto femenino que nuestros hijos tienen cerca.  A ese reto de salir adelante, sí o sí.

Y para aquellas que, desde la lejanía, procuran seguir acompañándonos con su presencia, con sus letras, con sus palabras, con ese amor.

El amor no tiene fronteras.

¡Feliz Día de las Madres!