martes, 12 de mayo de 2015

La “broma” contra una reportera que se volvió acoso y le costó el empleo a un hincha de Toronto FC

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
FHRIP Toronto FC Fanático

Foto: CityNews

Lo que comenzó como una “broma” de mal gusto se transformó en una lamentable tendencia. Pero en Toronto, le costó el empleo a un empleado de la empresa eléctrica de la provincia.

El tema ha sido uno de los más debatidos desde anoche en las redes sociales, luego de que una reportera de la cadena CityNews lanzara la denuncia en Twitter.

Shauna Hunt se encontraba haciendo un reporte a las afueras del estadio BMO Field de Toronto, durante el partido entre el Toronto FC y Houston Dynamo. En un momento un fanático apareció en el fondo de la toma y gritó “f*** her right in the p****”, una frase que se ha repetido en varios lugares de Norteamérica.

Varias reporteras a lo largo del continente han denunciado este insulto que varios hombres han lanzado como una forma de llamar la atención interrumpiendo las transmisiones en vivo. Sin embargo, en el caso de Hunt decidió enfrentar a los agresores.

La reportera de CityNews comenzó a interrogar a varios hombres que reían y apoyaban la “broma”. Sus respuestas generaron fuertes reacciones. Los hombres se defendieron señalando que era “gracioso”.

Sin embargo, para al menos uno de ellos el tema no debe causar tantas risas hoy.

Resultó que uno de las personas que quedaron filmadas en el video era un ingeniero que trabajaba en Hydro One, la empresa de electricidad de Ontario. Luego de la presión pública, la empresa decidió despedir al hombre, según confirmaron este martes.

Shawn Simoes se llama el hombre, quien tenía un cargo como ingeniero asistente de administración de redes, cargo que ya no ocupará más. Según señaló la empresa al diario Toronto Sun, esta medida se debe a una “violación del código de conducta”.

Por tratarse de un empleado de Hydro One, es considerado como un empleado público, por lo que el Defensor del Pueblo de Ontario no dudó en pronunciarse en Twitter.

“Los empleados públicos deben mantener los más altos estándares. Involucrarse en un acto de acoso sexual tan público merece una sanción rápida”, dijo Andre Marin en su cuenta en Twitter.

El caso llegó hasta las más altas esferas políticas de la provincia, con la primera ministra Kathleen Wynne calificando este tipo de insultos como “acoso sexual” en el medio laboral.

MLSE, la empresa propietaria de Toronto FC, así como de los Toronto Raptors y los Maple Leafs de la NHL, señalaron en un comunicado que están “horrorizados” con esta nueva ola de insultos y específicamente con la que se presentó el pasado domingo. De igual forma señalaron: “estamos trabajando para identificar a los individuos vinculados a este incidente y cuando lo hagamos tendrán prohibida la entrada a cualquiera de nuestras instalaciones”.

Aquí el video que publicó CityNews denunciando el caso: