jueves, 21 de mayo de 2015

Denis Villeneuve desde Cannes sobre “Sicario”: “plantea interrogantes. No pienso que aporte respuestas”

Publicado en:
Entretenimiento Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Colaboración especial desde Cannes, para NM, de Mónica Delgado

Cannes.- Con mucha acción, una tensión permanente y una reflexión sobre los métodos de la lucha contra los carteles de la droga en la frontera méxico-estadounidense, la película de Denis Villeneuve, Sicario, inyectó una buena dosis de adrenalina al Festival de Cannes.

La función de gala, con la alfombra roja del inicio por la que desfilaron Denis Villeneuve y su elenco estelar, Josh Brolin, Emily Blunt y el puertorriqueño Benicio del Toro, suscitó entusiasmo y aplausos, pero entre la crítica las opiniones fueron más divididas en torno a una cinta de gran espectáculo que no corresponde exactamente a los estándares de cine de arte que se espera en Cannes.

Entre observación y denuncia, Sicario aborda un tema poco novedoso como es la violencia de los carteles de la droga y la corrupción subyacente de las autoridades de los dos lados de la frontera,  pero que Villeneuve buscó plantear desde la perspectiva de Estados Unidos.

“Desde hace varios años observo con interés ese lugar específico del continente americano, la frontera entre Estados Unidos y México”, dijo Villeneuve.

“Pero esta película no trata de México sino de Estados Unidos”, agregó.

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Durante la conferencia de prensa que ofreció después de la proyección de su película, el director que nació en Trois-Rivières, Quebec, en 1967,  destacó su sentimiento personal ante la situación de esa línea divisoria entre México y Estados Unidos.

“En tanto (habitante) del norte de América, tengo una responsabilidad en esa situación que se vive en la frontera México-Estados Unidos”, aseguró.

Desde las primeras escenas, Sicario sumerge al espectador en la violencia de los carteles de la droga. En el sur de los Estados Unidos, un equipo del FBI encabezado por Kate Macer, papel interpretado por Emily Blunt, descubre la masacre perpetrada por uno de los grupos que controlan el tráfico de drogas entre México y Estados Unidos. Macer se suma entonces a un equipo especializado encabezado por el agente especial Matt Graver (rol interpretado por Josh Brolin) y un misterioso agente colombiano conocido solamente como Alejandro (Benicio del Toro).

El grupo de Graver tiende una trampa al hombre responsable del cartel en territorio estadunidense y, respaldado por comandos especiales del ejército, lanza una ofensiva para eliminar al cabecilla del cartel. Una lucha sin cuartel en la que el grupo de Graver no duda en traspasar los límites de la legalidad.

Villeneuve asegura que no pretende emitir juicios morales, sino cuestionar cómo luchar y hasta dónde llegar en el combate contra el narcotráfico.

Sicario habla de esa idea de que Estados Unidos siempre será capaz de resolver los problemas más violentos del mundo de una manera eficiente e invisible”, explicó.

“Aborda la manera en la que el idealismo (estadunidense) se enfrenta al realismo cuando se trata de afrontar los problemas en otros países”, aseguró.

De acuerdo con el director canadiense, su película tampoco pretende aportar soluciones.

“Plantea interrogantes. No pienso que aporte respuestas”, comentó.

“Siempre he considerado al mundo como una amplia gama de grises. Nada es totalmente blanco ni totalmente negro. La noción de bien y de mal está influenciada y orientada por la cultura y el perfil geopolítico de cada quien,” dijo.

Desde un enfoque competitivo, Sicario no figura entre las grandes favoritas a la Palma de Oro. Si bien destaca el cuidado con el que se hizo la película, con un suspenso muy eficiente y con impresionantes escenas de acción, en algún momento ambientadas en uno de esos túneles que los narcotraficantes construyen para pasar la droga, es ante todo un filme de acción sin la fuerza creativa del cine que pretende defender Cannes.

Sólo a nivel de interpretación podría aspirar a un premio, en particular gracias al puertorriqueño Benicio del Toro, casi especialista de este tipo de roles y de temas, que llena la pantalla con su personaje de sicario vengador.

“He hecho muchas películas relacionadas con esta parte del mundo (Trafic, 21 gramos, etc.) pero Denis Villeneuve dice algo nuevo sobre el tema a través de mi personaje que busca venganza y para quien los fines justifican los medios”, dijo del Toro.

Sin embargo, el puertorriqueño ya se ganó en una ocasión ese premio, por su interpretación de El Che en 2008, y  tiene rivales de peso. Michael Caine, en el rol de un jefe de orquesta retirado, en la película del italiano Paolo Sorrentino, Youth, o bien el francés Vincent Lindon, en La Loi du Marché, de Stéphane Brizé.

El Festival de Cannes todavía tienes tres días de actividad antes de la entrega de premios el próximo domingo 24 de mayo.