jueves, 21 de mayo de 2015

Inside Out trae lo mejor del cine LGBT a Toronto

Publicado en:
Portada Reflexiones en 35 mm
Por:
Temas:

Alana Abuchaibe InsideOut 2015

Celebrando 25 años, Inside Out arranca hoy en la ciudad de Toronto, con una oferta de más de 140 filmes de todos los rincones del mundo, incluyendo más de 15 títulos en español.

Parece mentira pensar que hace solo 25 años atrás la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) parecía estar a punto de la exterminación social y física. Abatida por la crisis del SIDA y por presiones sociales, políticas, religiosas y culturales, la comunidad LGBT se vio forzada a escoger entre su desaparición o en alzar la voz y revelarse. El camino a seguir fue el segundo y fue determinante en salvar, literalmente, la vida de un importante grupo de seres humanos que ha logrado, en gran parte del mundo, el respeto, la aceptación y la libertad que todos merecemos por igual.

El cine, como forma de arte y cultura pop, ha registrado este proceso, desde sus etapas de furia, frustración y rebeldía, hasta la modernidad, donde la comunidad LGBT se debate entre la normalización de su estatus en la mayoría del mundo occidental y en la lucha por la salvación y el respeto en rincones del mundo donde aún muchas personas son perseguidas por el simple hecho de gustar de personas del mismo sexo o por no entrar en parámetros prestablecidos de comportamiento social. Mientras más se habla del asunto y mientras menos discriminado está el ser LGBT, más se crea, se dice, se escribe y se filma alrededor de este mundo.

La sensibilidad de la comunidad LGBT es tan humana como cualquier otra, amor, desamor, sexo, compromiso, amistad, comedia, drama, suspenso y hasta horror, caben dentro del cine denominado LGBT. Ya sea tomado como un subgénero, o considerado dentro de los clásicos géneros cinematográficos, el cine queer ha revelado en los últimos años espléndidas piezas de arte. Desde que Brokeback Mountain (2005) sacara al cine gay de las callejuelas del cine underground e independiente, las salas de cine mundial han recibido una serie de piezas que ya se consideran clásicos, desde L’inconnu du lac (2013), pasando por las piezas del montrealés Xavier Dolan, hasta La vie d’Adèle (2013). El cine queer no para de ofrecer piezas maestras, una tras otra.

En Toronto, en 1991, como parte del proceso de rebeldía que vivía la comunidad, se organizó la primera edición de un festival de cine LGBT. Desde entonces el festival denominado Inside Out, en su edición de Toronto (el festival cuenta con otra edición más joven y pequeña en escala en Ottawa), ha ido creciendo en forma y fondo. Actualmente atrae a más de 35.000 visitantes en 11 días de proyecciones, workshops, paneles de discusión y, por supuesto, fiestas.

Para celebrar su 25 aniversario, Inside Out ha venido desarrollando a lo largo del año una serie retrospectiva de clásicos del cine queer denominada Retro Film Screenings, mostrando piezas como My Beautiful Laundrette (1985), The Children’s Hour (1961) y The Wedding Banquet (1993), pero sin duda la gran fiesta comienza hoy cuando se da inicio a la edición de este año del festival.

Con más de 140 filmes,  entre cortos y largos, representando a todos los continentes, este año Inside Out brillará más que nunca. La celebración comienza con Grandma (2015) un working class drama americano en el que por primera vez la reverenciada actriz Lily Tomlin tiene un papel de lesbiana en la gran pantalla, lo que resulta una revelación para una personalidad que ha luchado con su sexualidad durante toda su prolífica carrera en Hollywood. En la misma onda llega Tab Hunter Confidential, un documental sobre la vida secreta de este galán del cine de los años cuarenta y cincuenta, quien narra sus secretas pasiones en el tras cámaras de la era dorada de Hollywood. También presente estará el director francés François Ozon con su más reciente filme Une nouvelle amie, del que aún no se tienen muchos detalles.

Emocionante resulta la vasta representación de cine en español: 10 largos y casi un igual número de cortos están presentes en la edición de este año de Inside Out. Argentina tiene la mayor participación latina con tres filmes, del reconocido creador de cine queer, Marco Berger, llega Mariposa, un drama en la tendencia de realidades paralelas en el que se explora que hubiese pasado si…; Martín Desalvo nos trae un drama de suspenso intelectual con el título El día trajo la oscuridad y, finalmente, Santiago Giralt, nos trae un road trip, que al mismo tiempo es una historia coming of age, en la cinta Jess & James. Desde Chile, país que vive una edad de oro desde el punto de vista cinematográfico, nos llegan dos piezas: Claudio Marcone nos trae un drama de amor prohibido en En la Gama de los Grises, y Sebastián Silva, el genio detrás de La Nana (2009) nos entrega la comedia negra Nasty Baby, que el director coprotagoniza con la actriz y comediante norteamericana Kristen Wiig. De Venezuela nos llega el más reciente trabajo de la reverenciada directora y ganadora de la cámara de Oro en Cannes por Oriana (1985), Fina Torres, Liz en Septiembre, cinta protagonizada por la ex top model Patricia Velasquez, un drama de amor en las costas venezolanas. Desde España llegan dos piezas, llena de suspenso parece estar Amor Eterno de Marçal Forés, y en un tono juvenil de amor en un entorno social delicado llega A escondidas de Mikel Rueda. Dos coproducciones que vienen haciendo ruido también traen voces latinas, con la princesa del cine, Geraldine Chaplin, como protagonista se presenta Dólares de Arena, un drama acerca de una mujer enamorada de la juventud, y el sonado hit Eisenstein en Guanajato, que narra la visita del cineasta ruso a México y las inesperadas consecuencias de este viaje.

Todas estas piezas y muchas más, están agrupadas en varias secciones. Premieres; Icons, donde seis documentales hablan sobre la vida de personas importantes para la comunidad; In Focus, que concentra el horror, lo extraño, lo supernatural y el suspenso; Spotlight on Canada, se refiere a cine hecho en el país; International Showcase, cine de todas partes del mundo; Shorts, decenas de cortos de toda índole; y la interesante 25th Anniversary Retro Series que trae clásicos como My Own Private Idaho (1991) y la hermosa Ma Vie en Rose (1997). Este año Inside Out parece particularmente imperdible.

Es hora de celebrar y descubrir lo mejor del cine mundial y de hacer una fiesta junto a una comunidad que está más viva que nunca. No se pierdan mi cobertura de Inside Out en Twitter, @alanabumi, y para más información visita la página web del festival.

Inside Out Alan Abuchaibe NM

Foto: Facebook / Inside Out LGBT Film Festival