viernes, 22 de mayo de 2015

Air Canada comenzará a revisar de forma estricta el tamaño del equipaje de mano

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Aumenta el número de españoles que emigran

María Gabriela Aguzzi / Grupo NM

Si tiene que pasar por el aeropuerto de Toronto este lunes tenga en cuenta cuánto mide su equipaje de mano. Air Canada comenzará a aplicar sin reservar su reglamento.

La aerolínea más grande de Canadá anunció esta semana que a partir del próximo lunes 25 de mayo dispondrá de personal que estará midiendo detenidamente el tamaño del equipaje de mano para asegurarse de que cumplan con los requisitos mínimos.

La empresa señala que el equipaje de mano puede tener un máximo de 23 cm de profundidad, 40 de ancho y 55 de alto.

Cualquier pieza de equipaje que supere estas medidas no será aceptada en cabina, por lo que tendrá que ser chequeada a un costo de $25. Los empleados de la aerolínea pondrán una etiqueta roja para identificar el equipaje que cumple con los requisitos.

Hasta ahora estas reglas eran aplicadas de forma espontánea, sin ningún tipo de control preciso sobre el tamaño del equipaje que entra en las cabinas de los aviones.

Si bien esta medida comenzará a aplicarse en Toronto, Air Canada anunció que se extenderá a los principales aeropuertos del país a lo largo del verano.

Una idea millonaria

El anuncio llegó en momentos que las aerolíneas anunciaron sus resultados financieros para el primer trimestre del año.

Más de 4,2 millones de personas viajaron en el primer trimestre de 2015 en Air Canada o WestJet, las dos principales empresas de aviación del país. Esto representa 14% de aumento en relación con las cifras del año pasado.

En el caso de Air Canada esto se tradujo en ganancias de $122 millones durante ese periodo, impulsadas por varios factores, desde el bajo precio del petróleo, pero también los ingresos por tarifas de equipaje, cancelaciones o tarifas por asientos preferenciales.

Según los analistas las aerolíneas canadienses seguirán aumentando sus precios a medida que empiezan a cobrar por varios servicios, como la comida y el acceso a internet durante los vuelos.