lunes, 25 de mayo de 2015

Un médico de familia para cada ciudadano: los detalles del acuerdo entre Quebec y los doctores

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Gaetan Barrette Ministro Salud Quebec

Foto: CTV

Con un apretón de manos entre el “patrón” y los “trabajadores” se firmó este lunes un acuerdo calificado como “histórico” entre el gobierno de Quebec y los médicos de familia.

El ministro de la Salud de la provincia, Gaetan Barrette, cedió en su intención de aplicar el polémico proyecto de ley 20 a los médicos generalistas, los llamados médicos de familia. El acuerdo fue firmado con Louis Godin, presidente de la Fédération des médecins omnipraticiens du Québec (FMOQ).

Pero el ministro pidió varias cosas a cambio.

Aquí les dejamos un resumen del acuerdo

Para los médicos de familia:

  • Quebec acordó crear una excepción de la ley 20 por dos años bajo la condición de que cumplan varias condiciones.
  • Esto significará que los médicos de familia no tendrán que cumplir con las cuotas impuestas por la provincia en su reforma al sistema de salud, ni tampoco enfrentar las penalidades que preveía.
  • De igual forma se irá progresivamente aboliendo el concepto de las “activités médicales particulières”, un concepto que obliga a los médicos a destinar entre 30 y 40% de su tiempo en varias labores, desde trabajo en hospitales, emergencias y en zonas rurales. En otras provincias los médicos dedican sólo 20% a este tipo de actividades.
  • El acuerdo prevé una restructuración de la forma en la que los médicos de familia atiende a los ciudadanos, destinándole más espacios en ambulatorios y oficinas privadas y menos en los grandes hospitales.

Lo que obtiene el gobierno provincial:

  • Los médicos de familia se comprometen a cumplir la meta de Quebec. Para el 31 de diciembre de 2017 como mínimo el 85% de la población de la provincia deberá tener un médico de familia.
  • Los médicos de familia tendrán que mantener una “tasa de fidelidad” de 80%, lo que representa que serán penalizados si sus pacientes visitan otros doctores o utilizan los llamados walk-in clinics.
  • La reforma al formato en el que los médicos de familia trabajarán prevé que se dejen espacios para las personas que no tengan citas, así como para atender emergencias puntuales de sus pacientes. Esto busca también descongestionar las salas de emergencia de la provincia.
  • También se reformará la forma en la que son asignados los médicos de familia en las regiones fuera de las grandes ciudades, para asegurarse que todos tengan acceso a un médico de cabecera.
  • Los médicos y el gobierno se comprometieron a reunirse de manera seguida para asegurarse que se están cumpliendo las metas y que se cumplirán los objetivos para 2017.
  • El gobierno de Quebec también mantiene su visión de construir otros “superhospitales” para atender a una gran cantidad de pacientes en un mismo lugar.
  • Quebec dice que el sistema será sencillo. Los ciudadanos se registrarán en un punto único y en 30 días deberían tener asignado un médico de familia.

Las reacciones:

En líneas generales este nuevo acuerdo fue visto con un tono “esperanzador”.

Sin embargo, para los médicos residentes esta medida podría generales mayores problemas, pues alguien tendrá que hacerse cargo de las actividades que los médicos de familia dejarán de hacer. Además esperan poder recibir concesiones que se apliquen a su propio dominio.

Los partidos políticos están preocupados por los costos que representará que cada médico se haga cargo de un mayor número de pacientes, cada uno por los cuales son pagados. El Parti Québécois también criticó el hecho que no hayan efectos inmediatos y que los ciudadanos tendrán que hacer una “acto de fe” para ver los resultados en 2017.