miércoles, 27 de mayo de 2015

Primer ministro de Quebec invitó al papa Francisco a que visite Montreal en 2017

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Papa Francisco podría visitar Cuba

Foto: Captura de pantalla / YouTube

El primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, presentó este miércoles una invitación formal para que el papa Francisco visite Montreal en el año 2017.

El mandatario provincial se encuentra en Europa en misión oficial y pudo encontrarse con el líder de la Iglesia Católica por unos minutos durante una audiencia general. Ahí le entregó una invitación formal para que venga a Canadá dentro de dos años y específicamente a Montreal.

La motivación principal es que el sumo pontífice participe en las celebraciones por el aniversario 375 de la ciudad y también por el aniversario 150 de la Confederación canadiense.

Se trata de la segunda invitación formal que recibe Francisco, luego de la hecha por el alcalde de Montreal Denis Coderre, hace unos meses.

“Desde su elección en 2013 el papa Francisco ha demostrado una apertura y un humanismo remarcables a nivel mundial”, señaló Couillard en un comunicado. “Es un honor haber podido encontrarme con este hombre excepcional, que encarna los valores humanos milenarios que inspiran hoy a millones de mujeres y hombres a través del mundo”.

Para el mandatario de Quebec, la visita del papa tendría un significado especial, puesto serviría para resaltar las raíces de la provincia y su profundo vínculo con la Iglesia Católica. “La visita del santo padre a Quebec constituiría un evento importante, que haría eco de nuestras raíces y nuestros orígenes, así como de los eventos mayores de nuestra historia”.

El último y único papa que visitó Canadá fue Juan Pablo II, quien realizó su última visita en 2002 cuando participó en el Día Mundial de la Juventud en Toronto. El líder católico también visitó el país en dos veces anteriores, en los años 80.

El primer ministro Couillard también aprovechó esta visita a Italia para reunirse con otros miembros del Vaticano, incluidos algunos curas quebequenses, así como con miembros de la comunidad diplomática canadiense que hacen vida en el país europeo.