lunes, 1 de junio de 2015

El NPD presenta moción para prohibir a los bancos cobrar ciertas “tarifas extras”

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Deuda de los canadienses, informe sobre la deuda de los canadienses

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

El consumidor será pieza clave de la próxima campaña electoral en Canadá. Así lo demuestran los recientes planes del NPD.

El partido naranja presentará este lunes una moción para que el Parlamento ponga fin a todos los “gastos innecesarios” que cobran los bancos canadienses a sus clientes, desde ciertas tarifas, hasta el costo de los estados de cuenta en papel.

Esta moción será presentada por el diputado Andrew Cash, encargado del NPD en materia de protección al consumidor. Según su propuesta, es necesario que el Gobierno Federal intervenga para prohibir a los bancos aplicar las llamadas tarifas “pagar para pagar”.

“Hacer a los clientes pagar extra para utilizar su propio dinero para pagar cuentas o para tener su estado de cuenta en el correo es un táctica que no tiene otro fin sino dar millones de dólares de ingresos a los bancos”, señaló Cash en un comunicado. “Es inaceptable cuando pensamos en todos los canadienses que tienen dificultades para pagar sus cuentas. Es momento que los conservadores tomen medidas para prohibir a los bancos avariciosos cobrar las tarifas ‘pagar para pagar’ a los canadienses”.

Con esto la oposición oficial en Ottawa busca anotarse una segunda victoria luego de que esta semana el Gobierno Federal aprobará la moción para eliminar el impuesto federal a los productos de higiene femenina, una idea que el NPD venía impulsado por años.

En esta propuesta, el partido naranja busca aplicar las mismas medidas que el año pasado se aplicaron a las compañías de telecomunicaciones, prohibiéndoles cobrar tarifas especiales por dar una factura en papel o por algunos otros servicios.

Esta moción también propone prohibir a los bancos cobrar tarifas especiales por las cuentas, o las tarifas que cobran cuando un cliente excede un número específico de transacciones con su tarjeta de débito.

De momento ni el Partido Conservador, ni el Partido Liberal han manifestado su postura ante esta propuesta ni si estarían dispuestos a votar a favor.