lunes, 1 de junio de 2015

Decisión histórica: tres tabacaleras de Canadá tendrán que pagar $15.000 millones en daños

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Cigarrillos Noticias Montreal

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Un periodo de la historia de más de 50 años y más de una década en las cortes terminó con una histórica decisión: tres de las más grandes tabaqueras de Canadá tendrán que pagar más de $15.000 millones en daños.

Este lunes la Corte Superior de Quebec presentó su decisión sobre el caso que comenzó en 2012, aunque era parte de un proceso iniciado a finales de los años 90.

Imperial Tobacco, Rothmans, Benson & Hedges, así como JTI-MacDonald perdieron el histórico juicio que incluía dos demandas colectivas que representaban a más de un millón de ciudadanos de Quebec.

El juez Brian Riordan presentó una decisión de 276 páginas que explica todo lo que ocurrió en los 17 años que este caso tiene rodando en los tribunales. Según el juez “a lo largo de los últimos 50 años y durante los 17 años que procedimientos legales que siguieron, las compañías se embolsaron miles de millones de dólares gracias a los pulmones, gargantes y la salud de sus clientes”.

Otros de los puntos que señala el fallo del juez Riordan son:

  • Las empresas fallaron en su deber de informar a sus clientes por los riesgos y peligros de sus productos.
  • No respetaron su obligación general de no causar perjuicios a otros.
  • Violaron el derecho a la vida, la seguridad y la dignidad de la persona, la cual está protegida por la Carta Quebequense de Derechos y Libertades.
  • Las empresas transmitieron información no verídica sobre sus productos.

Estas dos demandas fueron impulsadas por dos grupos, el llamado Conseil québécois sur le tabac et la santé y por Jean Yves Blais, un ciudadano.

En total las dos demandas reagrupan a 99.957 fumadores o exfumadores, y 918.218 personas que se califican como dependientes del tabaco en la provincia. Esta segunda demanda fue impulsada por Cecilia Létourneau.

“Esta es una victoria para toda la sociedad. Ahora las empresas no podrán actuar tan impunemente”, señaló en una rueda de prensa André l’Esperance, uno de los abogados que defendió a los demandantes.

Reacción inmediata

A los pocos minutos de revelarse la decisión del tribunal, Imperial Tobacco Canada envió un comunicado explicando que se sentía “decepcionada” del fallo del tribunal y anunciaron que comenzarán inmediatamente un proceso de apelación, pues consideran que tienen los elementos suficientes para revertir la medida.

Según Imperial Tobacco Canada, esta decisión del juez quita toda la responsabilidad que tenían los consumidores en el proceso. Según las tabacaleras, los consumidores de cigarrillos conocían los potenciales problemas de salud que puede generar el fumar.

De igual forma, señalan que no han hecho nada ilegal, pues venden un producto que es aprobado por el gobierno canadiense, por lo que consideran que no existen argumentos suficientes para aplicar esta medida.

El Conseil québécois sur le tabac et la santé señaló en su rueda de prensa que la decisión del juez prevé un primer pago de más de $1.000 millones que se deberán pagar en los próximos 60 días, sin importar si se avanza en el proceso de apelación.

En los próximos meses se definirá un complejo proceso de pago para cumplir con los requisitos de la corte.

En 2005 este caso fue aprobado por la Corte Superior de Quebec, pero no fue sino hasta el 2012 que comenzó el proceso, en el que participaron 78 testigos durante 234 días de audiencias y en el que se presentaron alrededor de 27.000 documentos como prueba.