jueves, 11 de junio de 2015

Corte Suprema de Canadá advierte que definición de la marihuana medicinal debe ser ampliada

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Kelly Garbato (CC)

Foto: Flickr / Kelly Garbato (CC)

La Corte Suprema de Canadá asegura que la definición de marihuana medicinal debe ser ampliada de tal manera de permitir el consumo en otros formatos de la mencionada droga.

Las regulaciones actuales sobre el uso del cannabis permite sólo el consumo prescrito de la hoja seca, para ser fumada. Cualquier otra forma puede conllevar a cargos de posesión de droga, según la Ley de Drogas y Sustancias Controladas del país.

Según los activistas a favor del uso de marihuana medicinal, para muchos pacientes, sobre todo de la tercera edad o con alguna discapacidad, la única forma de consumir el cannabis es a través de alimentos horneados y de extractos.

La Corte Suprema canadiense dio la razón a los activistas, indicando que los reglamentos actuales son inconstitucionales porque no permiten a personas con una necesidad legítima escoger el método de administrar la marihuana medicinal.

El máximo tribunal agregó que es irracional exigir a los usuarios del cannabis por razones médicas sólo que fumen sus hojas secas.

Este caso comenzó en 2009 con el arresto de Owen Smith, exrepresentante del Cannabis Buyers Club of Canada. Fue acusado por posesión de marihuana y por tener el objetivo de traficar, luego de que la policía encontrara grandes cantidades de cannabis con aceite de oliva y en galletas, en su apartamento.

Smith respondió a los cargos, argumentando que los usuarios de marihuana medicinal deberían tener el derecho de consumirla en otras formas, más allá de fumarla.

La corte le dio la razón y fue declarado inocente en el juicio.

Pero en el verano de 2014, la Corte de Apelaciones de Columbia Británica refutó la decisión y le dio un año al gobierno federal para que cambiara las regulaciones al respecto, cambiando la palabra “seca” en su definición de marihuana.

El gobierno federal, que no apoya el uso de la marihuana, decidió responder esa petición y envió el caso al máximo tribunal del país.

Para el gobierno canadiense no hay suficiente evidencia científica sobre la eficacia de los productos derivados de la marihuana, como los horneados, pero la Corte Suprema no está de acuerdo con esa visión.