viernes, 12 de junio de 2015

Tres días de prisión y una multa: el extraño caso de los canadienses que se desnudaron en Malasia

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Turistas Canadienses Desnudos Malasia

Foto en Facebook que se presume es del grupo en el que estaban los canadienses

Dos ciudadanos canadienses podrían volver pronto al país luego de pasar tres días en una prisión de Malasia y pagar una gran multa.

Todo por una historia que acaparó titulares en todo el mundo y que incluso fue señalada como la causante de un terremoto.

Lindsey y Danielle Petersen son de Saskatchewan y se encontraban de vacaciones en el país del sureste de Asia. Se encontraban con un grupo de 10 turistas que visitaron el Kinabalu, una conocida montaña de la región.

Los dos hermanos fueron detenidos el 30 de mayo luego de que se desnudaran, junto con otros dos turistas, uno holandés y otra británica, para posar en unas fotos en lo más alto de la montaña. Según los medios locales, las cuatro personas no hicieron caso a los pedidos de su guía.

Los hermanos Petersen fueron acusados de “cometer gestos obscenos en público”, un cargo del que se declararon culpables. Su pena era tres días en prisión y una multa de $1.645, según reportó el diario The Star, citando fuentes en Malasia.

Lindsey Danielle Petersen

Lindsey y Danielle Petersen – Facebook

El caso tomó un tono entre humorístico y surrealista luego de que un ministro del Estado de Sabah, Joseph Pairin Kitingan, acusara públicamente a los turistas de ocasionar, con sus desnudos, el terremoto que se registró días después en la región y que terminó con 18 alpinistas muertos.

Según Pairin, el gesto de los canadienses y de los otros turistas había “causado la cólera de los espíritus”, lo que habría generado el movimiento de tierra.

En principio se temió que los dos canadienses no podrían dejar el país. Sin embargo, un juez determinó que luego de pasar los tres días en la cárcel (los cuales ya cumplieron) y pagar la multa, serán expulsados del país, por lo que podrán volver a Canadá.

De igual forma, el juez desestimó las acusaciones “místicas”, señalando que no existe relación entre el acto de los jóvenes y el terremoto que ocurrió días después.