lunes, 15 de junio de 2015

Quebec quiere recibir más inmigrantes pero con mejores estrategias de integración laboral

Publicado en:
Inmigración Portada
Por:
Temas:
Quebec inmigrante

Foto: Twitter / @phcouillard

Philippe Couillard, primer ministro de Quebec, asegura que la provincia necesita más inmigrantes y, por ende, abrirá más las puertas a personas cualificadas que deseen hacer vida en la llamada Belle Province.

Esto fue parte de lo que anunció Couillard en el marco del trigésimo segundo congreso del Partido liberal de Quebec (PLQ), en el poder desde 2014.

Quebec recibe actualmente unos 55.000 nuevos inmigrantes cada año. Couillard no especificó a cuánto podría ascender esa cantidad, sin embargo, destacó que la provincia debe abrir más las puertas a los inmigrantes, sobre todo a los de la categoría económica, es decir,  a los trabajadores cualificados, empresarios e inversionistas. Todo esto con el objetivo de cumplir con su necesidad de mano de obra.

El premier quebequense asegura que el incremento “parece necesario” dada la baja tasa de natalidad de la provincia y el retroceso creciente de la población activa, algo que Couillard describió como una “realidad implacable”.

Pero el aumento en el número de inmigrantes a recibir en Quebec debe estar acompañado de una mejor estrategia de integración de los nouveaux arrivants al mercado laboral. Y esto es reconocido por el primer ministro, quien dijo que el aumento en el número de inmigrantes a recibir debe ir de la mano con una buena estrategia de integración laboral. En este punto es necesario recordar que la tasa de desempleo en esta provincia canadiense de los inmigrantes recientes (menos de cinco años en Canadá) duplica a la de los nacidos en el país. Aquí puede ver en más detalle información al respecto.

Para materializar la medida prevista por Couillard, será necesario que una comisión parlamentaria analice y revise los objetivos anuales establecidos hasta este momento, tarea que se prevé se realice este mismo otoño.

Aumento de la edad de jubilación

En una nueva promesa, Couillard se comprometió a cambiar, a profundidad, el funcionamiento de las finanzas públicas en Quebec, para llevar a la Belle Province al “camino de la prosperidad”.

Una de las medidas para alcanzar tal objetivo, que fue ampliamente comentada durante el fin de semana, es la del aumento a la edad para el retiro, que actualmente es 60 años de edad. Junto con esta medida, el PLQ en su congreso también adoptó varias resoluciones, con la meta de “atender mejor el envejecimiento de la población quebequense”.

Sobre la edad para el retiro, el partido en el poder prevé que una manera de motivar la extensión del trabajo es dar beneficios fiscales a aquellas personas mayores de 60 años que sigan trabajando y, al mismo tiempo, eliminar las ventajas en términos de impuestos que se dan actualmente a quieres se retiran.

Para Couillard “es necesario que la gente siga trabajando, lo más posible”.