miércoles, 17 de junio de 2015

Las protestas le ganan el pulso a Rafael Correa: da marcha atrás a dos polémicos proyectos de ley

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
rafael-correa-da-marcha-atras-a-polemicos-proyectos-de-ley

Foto: Youtube

Dos proyectos de ley, que aparentemente favorecían a las clases bajas ecuatorianas, provocaron grandes protestas callejeras desde la semana pasada hasta hoy, que obligaron al presidente Rafael Correa a retirarlas de la Asamblea Nacional, “temporalmente”.

Dichos proyectos son: 1) la Ley Orgánica para la Redistribución de la Riqueza, que propone gravar las herencias o legados con impuestos superiores a los que actualmente se manejan; y, 2) la Ley de Plusvalía, que pretendía imponer impuestos a las ganancias “extraordinarias” obtenidas en las operaciones de ventas de propiedades inmuebles.

Ambas leyes fueron presentadas al legislativo bajo el argumento de que ellas van a contribuir a combatir las desigualdades económicas en el país. “Menos del 2% de las familias en Ecuador poseen el 90 % de las grandes empresas”, decía Correa y ponía el ejemplo que un alto ejecutivo podía ganar en dos meses, lo que un obrero tardaría toda su vida en obtener.

Sin embargo, quienes se volcaron a las calles para protestar alegaban que dichos proyectos van a tener un impacto negativo en el país, que repercutirá en la inversión y en el empleo. Otros creen que el gobierno solo busca nuevas formas de financiarse, tras la caída de sus habituales ingresos, especialmente tras la baja de los precios petroleros.

En el calor de las protestas no han dejado de saltar a la luz pública las profundas divisiones políticas de la sociedad ecuatoriana, entre partidarios al régimen y opositores. Los primeros señalan que las protesta son el producto de la puesta en marcha de un “complot” de la derecha y de los grandes intereses económicos. Inclusive Correa ha retado a la oposición a pedir su revocación. Sin embargo el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, dijo que nadie quiere que Correa se vaya, sino que rectifique.

Llama la atención que el presidente Correa, que por lo general impone su voluntad, aprovechando la mayoría que tiene en la Asamblea, haya dado marcha atrás a los polémicos proyecto, aunque solo se trate de “por ahora”.