jueves, 18 de junio de 2015

Quebec obligará a tiendas con nombres en inglés a sumar descripciones en francés

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Best Buy

Foto: Flickr – jiazi (CC)

Este tema vuelve, de cuando en cuando, para generar críticas, debate y apoyo entre la sociedad quebequense, pero ahora es oficial, el gobierno de Philippe Couillard va a reforzar la Ley del uso del francés, la conocida 101.

Esta vez será el gobierno liberal, liderado por Couillard, el que presentará una ley que obligará a las cadenas y comerciantes presentes en la provincia a sumar descripciones, en francés, a sus logos y marcas que estén en inglés. Las descripciones darán una explicación o un término genérico que refleje el producto que se vende o el servicio que se presta.

VER TAMBIÉN: 

En abril de este año, la Corte de Apelaciones de Quebec se pronunció, aseverando que la Ley 101, tal y como está escrita, no obliga a empresas como Best Buy, Old Navy y Costco a utilizar sus marcas en francés, es decir, no obliga a traducir sus nombres. En un comunicado emitido esta semana, la ministra de Justicia, Stephanie Vallée, aseveró que no se apelará dicha decesión.

Foto: Captura de pantalla

Foto: Captura de pantalla

Sin embargo, la ministra de Cultura de la Belle Province, Hélène David, aseveró que sí se hará una reforma a la Ley del uso del francés para introducir la obligatoriedad de sumar las descripciones en la lengua oficial de esta provincia canadiense. Los cambios serán presentados este mismo otoño y se prevé que puedan ejecutarse a partir del 2016.

Estos cambios, explicaron las autoridades quebequenses, no obligarán a las compañías a traducir sus marcas del inglés al francés, es decir, Best Buy, por ejemplo, no deberá llamarse en Quebec,  Meilleur achat, o como ocurre en el caso de Staples, que en esta provincia lleva el nombre de Bureau en Gros. La nueva ley pedirá a las empresas sumar una descripción en francés a sus logos.

Para el gobierno de Couillard, que tiene también como prioridad preservar el francés como parte de la cultura de esta provincia, la idea es también ser flexibles a la hora de hacer exigencias a las empresas.

De hecho, el gobierno del PLQ está considerando la posibilidad de otorgar ayuda financiera a las compañías que realicen los cambios para sumar las descripciones en francés. La ministra dijo que esta opción apenas está haciendo analizada y que no hay una respuesta definitiva al respecto de la ayuda financiera.

Mientras tanto, el Consejo de Venta al Detal de Canadá no se pronunció en contra de la propuesta. Sus voceros indicaron que prefieren esperar y ver las exigencias exactas de Quebec. Esta organización ha estado en contra de la propuesta de la obligatoriedad del francés para las tiendas desde el año 2012 y, en el pasado, ha aseverado que está lista para llevar el debate a la Corte Suprema del país.