jueves, 18 de junio de 2015

Un día del padre diferente

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Día del padre Montreal Iglesia Buenas Noticias

Foto: Flickr / Mr TGT (CC)

Es el Día de los Padres. Un tema que te quiero compartir es el de la reconciliación entre padres e hijos. Uno de los problemas más grandes que tenemos son las malas relaciones en padres e hijos. Por esta razón es que, unos días antes del día de los padres, quiero hablarte del milagro de la reconciliación.

Hay tantas cosas que hacen que se rompan las relaciones entre padres e hijos. Cada uno tiene sus propias razones. Muchos creen que una reconciliación es imposible, que no hay nada que se pueda hacer, pero quiero animarte a que busques la reconciliación. Ya seas el padre o el hijo, el ofendido o el que ofendió, toma la iniciativa.

No pretendo minimizar la situación que has vivido, ni que borres y olvides todo lo que ha pasado. Simplemente quiero animarte a que intentes cambiar el futuro de esa mala relación. A que seas alguien que luche por la armonía en tu familia. No te rindas. Las malas relaciones en tu familia pueden ser solo una etapa en tu vida, que puedes cambiar hoy.

La biblia dice “Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres”.  Esa relación que parece que no tiene solución, Dios la puede arreglar. Los milagros no ocurren solamente en nuestra salud, también en nuestras relaciones.

Mi deseo para ti es que puedas experimentar la reconciliación en tu vida. Hay áreas en tu vida que ni líderes religiosos, ni psicólogos, ni consejeros, nadie puede llegar. Pero para Dios no hay nada demasiado difícil, él puede cambiar tu corazón. Los sentimientos que has cargado por años, él los puede cambiar en un instante. El problema que más afecta tu corazón no es el colesterol, sino los sentimientos negativos que guardas en él. No permitas que tu corazón siga siendo esa caja de pandora que almacena, lo que impide la reconciliación.

Aprovecha el Día de los Padres para restaurar esa mala relación.

Quiero terminar dejándote algunos consejos prácticos para la ocasión.

Primero, deja de esperar que sea la otra persona que dé el primer paso. Hazlo tú, decídete.

Segundo, el momento oportuno para restaurar una relación es ahora mismo. No te dejes engañar esperando circunstancias perfectas, solo existen en la películas.

Tercero, comienza por restablecer las relaciones y no por cambiar a la persona. Acepta que todos somos diferentes y que todos cometemos errores, no tenemos que ser perfectos para tener buenas relaciones.

Cuarto, habla con Dios, él es el que puede sanar los corazones heridos y restaurar el amor.

Quiero desearles un feliz Día de los Padres, lleno de amor y reconciliación.

Si necesitas ayuda, o que estemos orando por ti, escríbanos a Iglesia Buenas Noticias.