viernes, 19 de junio de 2015

Los restos de Charlie García estarán en Venezuela el próximo miércoles

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

Los restos de Charlie García, venezolana víctima de homicidio en Montreal, estarán en Venezuela a más tardar el miércoles de la semana entrante, informó a NM el consulado del país suramericano en esta ciudad canadiense.

La tía de Charlie, Carolina Rojas, también comentó a NM que esperan que el cuerpo de la joven esté en su tierra natal entre martes y miércoles de la semana que viene, pero dijo que aún no tienen datos del vuelo.

El consulado de Venezuela en Montreal confirmó que desde que se conoció la noticia de la muerte de Charlie el personal consular estuvo en conversaciones con los familiares de la joven en Caracas, tal como han aseverado los propios allegados de Charlie. La dependencia indicó igualmente que no existe una partida dentro de su presupuesto para repatriaciones de cuerpos, pero que dada la urgencia y la necesidad en este caso, tanto la Embajada (Ottawa) como el consulado en Montreal lograron conseguir el dinero, a través de la figura de donación, para poder aportar los 3.000 dólares, $1.500 cada uno, que se sumarán a los recursos recabados por la familia a través de una campaña que emprendieron esta misma semana y que permitió recolectar, en poco más de 24 horas, $5.390.

Rojas aseveró que con los fondos recaudados “podremos cubrir los gastos y quedaremos libres de deuda. Hemos recibido el apoyo de mucha gente en Canadá que se ha sensibilizado con la noticia”, agradeciendo nuevamente las acciones y los gestos de solidaridad.

Los restos de Charlie ya fueron retirados de la morgue de Montreal y hoy viernes ya se encuentran embalsamados. Los documentos necesarios para la repatriación (como los datos de la joven) están siendo legalizados en el mismo consulado y se prevé que el lunes continúe el proceso, de tal manera de garantizar que, a más tardar el miércoles 24 de junio, los restos de esta venezolana puedan ser entregados a su familia, en Caracas, para así proceder con los funerales y su alma pueda, finalmente, descansar en paz.

Raynald Letourneau: un hombre con prontuario

Foto: SPVM / Policía de Montreal

Foto: SPVM / Policía de Montreal

La policía de Montreal, el Service de Police de la Ville de Montréal, hasta ahora, no ha dado con el paradero de Raynald Letourneau, hombre de 46 años que, es señalado por el SPVM, como la última persona que vio a Charlie con vida.

Sobre Letourneau, este jueves el diario The Montreal Gazette, publicó un amplio reporte, en el que se asegura que el sujeto que es buscado por la policía de Montreal pagó condena en el pasado por agresión sexual.

Además de la agresión sexual, el hombre ha estado implicado en otros delitos. Es descrito como un individuo violento, con pensamientos negativos hacia las mujeres, en especial, hacia grupos étnicos distintos. Había despertado la preocupación de las autoridades encargadas de otorgar la libertad condicional, pero al parecer no lo suficiente como para mantenerlo tras las rejas, sino más bien para ordenarle un peace bond (caución de buena conducta). Hoy es buscado por ser la última persona en ver con vida a Charlie.

Según el reporte de The Gazette, el pasado 12 de junio la policía de Montreal obtuvo una orden de captura, argumentando que Letourneau no acató la orden de un tribunal, que establecía una caución de buena conducta, la cual le fue impuesta el 28 de mayo de 2013.

Un juez de Blanc Sablon, un pueblo al oeste de Quebec, determinó que Letourneau debía seguir una serie de condiciones, incluyendo vigilancia por parte de la policía, por dos años. La orden fue impuesta antes de su liberación tras cumplir una condena de cinco años por agresión sexual y confinamiento forzado (secuestro), un delito previsto en el Código Criminal de Canadá que está vinculado, usualmente, con acusaciones de violencia doméstica.

Fue la Sûreté du Québec (la policía provincial) la que solicitó la caución de buena conducta, argumentando que existía preocupación de que Letourneau cometiera nuevamente un crimen violento una vez cumpliera su sentencia.

Los datos obtenidos por The Gazette indican que en la agresión sexual cometida por Letourneau, por la que pagó la condena de cinco años, el implicado puso un cable alrededor del cuello de la víctima, una mujer que conocía, y le preguntó si quería vivir. Posteriormente mantuvo a la mujer confinada en su casa en Montreal, en contra de su voluntad, por varios días. Esto ocurrió en agosto de 2007. Durante esos días, también la forzó a tener relaciones sexuales con él y la obligó a tomar una pastilla prescrita para tratar la ansiedad. Le hizo prometer, igualmente, que no llamaría a la policía cuando se fuera de casa.

La policía lo arrestó un mes más tarde y encontró mensajes escritos, a mano, en las paredes de la casa de la víctima, con amenazas hacia ella, así como listas de las direcciones de sus padres y amigos.

Dos hombres que conocían tanto a la mujer como a Letourneau le pidieron que dejara a la mujer tranquila, antes de que éste cometiera la segunda agresión sexual, pero Letourneau les respondió que estaba a punto de comprar un arma de fuego y que la usaría para matarlos.

Además de este caso, reporta el medio montrealés, Letourneau ha estado implicado en agresiones a otras mujeres y a un niño de 3 años de edad, que sufrió una fractura de vértebra y hemorragia cerebral.

Foto: Captura de pantalla / TVA Nouvelles

Foto: La Policía de Montreal el día que la joven fue hallada en su apartamento – Captura de pantalla / TVA Nouvelles

Los sumarios del Consejo Nacional de Libertad Condicional (Parole Board of Canada) revelan que las autoridades se mostraron preocupadas por la sentencia de Letourneau. En los escritos se narra que el implicado había dicho que odia a las mujeres y que Letourneau aseguró -ante este consejo- que había sido expuesto a violencia desde pequeño, que era golpeado con frecuencia y que a los 7 años de edad vio cómo su madre fue asesinada. También se lee en los sumarios que “está (Letourneau) identificado como un individuo violento e impulsivo que tiene pensamientos muy negativos y denigrantes hacia las mujeres en general, pero también hacia etnias diferentes”.

El Consejo pedía entonces que Letourneau permaneciera tras las rejas, a pesar de que tenía ya fecha de liberación. El convicto, además, no se mostró interesado en hacer una rehabilitación y seguía siendo considerado como de alto riesgo en volver a cometer un crimen.

La última decisión del Consejo fue emitida el 26 de marzo de 2013, en la que se especifica que Letourneau incluso debió ser transferido de prisión en 2012 (terminó de pagar su condena en una cárcel de máxima seguridad, Port Cartier), por tener peleas con otros reos. Los custodios de la primera cárcel donde purgó condena mostraron preocupación al ver los documentos que encontraron entre sus pertenencias, incluyendo información sobre Adolf Hitler y sobre propaganda para controlar el “espíritu de las personas”.

A pesar de las preocupaciones y los reportes, Leteourneau fue finalmente liberado y solo le impusieron la caución de buena conducta.  Las autoridades siguen tras su pista.

Twitter: @GAbAguzzi gaguzzi@noticiasmontreal.com