jueves, 25 de junio de 2015

Manuel Noriega habla por primera vez en 25 años y pide perdón a los panameños

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube, Telemetro

Foto: Captura de pantalla / YouTube, Telemetro

El exdictador panameño, Manuel Noriega, sorprendió este miércoles dar unmensaje televisado desde la cárcel donde se encuentra, en la capital. En su mensaje, Noriega pidió perdón por sus acciones, las de sus superiores militares y sus subalternos, hasta que se dio la invasión de Estados Unidos a Panamá, en noviembre de 1989.

Pido perdón a toda persona que se sienta ofendida, afectada, perjudicada o humillada por mis acciones o de mis superiores en el cumplimiento de órdenes o de la de mis subalternos dentro del estatus de responsabilidad de mi Gobierno civil y militar”, dijo Noriega en su primer mensaje oficial en 25 años.

El último dictador de Centroamérica, hoy de 81 años de edad,  se encuentra recluido en el centro penitenciario El Renacer, una cárcel para reos de baja peligrosidad.

Como se recordará Noriega fue condenado en Estados Unidos y Francia, por narcotráfico y lavado de dinero.

En su mensaje, considerado como histórico, el que fuera llamado “el hombre fuerte de Panamá”, aseveró que “cierro el ciclo militar como el último general de ese grupo pidiendo perdón como comandante (en) jefe y como jefe de gobierno”. Indicó Noriega que ha reflexionado sobre los daños y las humillaciones que cometió, además de las que ordenó y las que propició.

No mencionó casos específicos, como el del opositor Hugo Spadafora, quien fue decapitado en 1985, crimen que le fue atribuido a Noriega, en su ausencia, en 1993.

El exdictador no contestó tampoco una pregunta del periodista Álvaro Alvarado, sobre la petición que le ha hecho la Iglesia Católica de Panamá, para saber sobre la desaparición del sacerdote colombiano, Héctor Gallego, en 1970, año en el que Noriega era jefe de inteligencia.

Cabe recordar en este punto que Noriega asumió el poder en 1983, hasta 1989, cuando el gobierno estadounidense de George Bush invadió Panamá y llevó a cabo la operación “Causa Justa”.

Luego de esconderse y refugiarse en la Nunciatura de su país, Noriega se entregó el 3 de enero de 1990. Fue enviado a Miami, ciudad en la que fue condenado a 40 años como prisionero de guerra.

Ha estado preso desde 1990. Primero en Estados Unidos, luego, desde 2010, en Francia, pero en 2011 fue repatriado a Panamá, donde cumple actualmente una condena de 20 años, culpable de haber sido instigador en el asesinato del opositor Spadafora.

En su mensaje, Noriega reprochó el hecho de que ya tiene 25 años encarcelado, pero no mencionó posibilidades de medidas cautelares que le podrían permitir estar en libertad durante sus últimos años de vida.

Hoy creyente en Dios, aseveró que sus palabras no responden a una entrevista, sino “doy una declaración”. Su mensaje dijo, es el resultado de conversaciones con sus familiares y “con la Iglesia”, de tal manera de propiciar un “acto de contrición”, para “cerrar el ciclo de la era militar” en Panamá.

Comenzó sus palabras diciendo: “Soy Manuel Antonio Noriega, el último general de la era militar” y terminó -generando una gran expectativa- diciendo “Dios primero, las circunstancias nos darán la oportunidad de presentar las verdades desconocidas”.