domingo, 28 de junio de 2015

La vitivinicultura quebequense: Cinco siglos de historia en el continente

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
vinos de Quebec Antonio Acuña Peterssen

Foto: Flickr / Arnaud DG (CC)

El periodo veraniego ha comenzado oficialmente en todo el país, y con él todos los festivales, eventos y festividades importantes en la provincia de Quebec y en todo el resto de Canadá. La fiesta de la provincia francófona ha sido celebrada alegremente el pasado miércoles 24 de junio y ahora nos encontramos ad portas de celebrar el día de nuestro país el 1 de julio.

Como en toda celebración masiva y de envergadura, el consumo de alcohol y vino es un componente importante en dichas reuniones y fiestas. En este sentido, los productores locales de vino se ven muchas veces beneficiados en sus cifras de ventas, no solo por el evidente aumento en el consumo de manera general sino que también porque el consumidor entrega su preferencia al producto local y donde las decisiones de compra están íntimamente ligadas al origen de la etiqueta de cada botella.

En la provincia de Quebec la historia de la viticultura provincial remonta al año 1535. Es sabido que Jaques Cartier, explorando el río St-Laurent, descubre una presencia significativa de plantas de viñas del tipo salvaje a orillas de l’Ile d’Orléans. El explorador bautiza el lugar como la Isla de Baco (l’Ile de Bacchus) haciendo alusión al mítico dios del vino y esposo de la hermosa Ariadna, según la mitología Griega. Es importante destacar que los escritos de Jaques Cartier harían mención probablemente a la presencia de especies de viñas del tipo vitis riparia o Vitis labrusca, ambas consideradas plantas salvajes y que no tienen nada que ver con las especies que hoy conocemos y que se utilizan para la elaboración de vinos de calidad. De hecho, durante este periodo el navegante y explorador Samuel de Champlain, influenciado por la presencia de estas variedades salvajes, intenta plantar variedades finas también conocidas como Vitis vinífera (con la cual se obtienen, por ejemplo, los vinos Chardonnay o Sauvignon blanc). El emprendimiento de Champlain no tiene éxito debido principalmente a que las variedades implantadas no logran adaptarse al clima. La Vitis vinífera es originaria de Medio Oriente y de la región mediterránea, y en consecuencia no logra aclimatarse a climas nórdicos y rigorosamente fríos.

Sin embargo, el área vitícola y en especial la producción de vino en la provincia ha estado en constate progresión desde hace 10 años. Uno de los principales hechos que gatillan el actual desarrollo de la industria enológica local es el radical cambio de habitudes del consumo de vino que se produjo en el periodo de la revolución tranquila. A partir de 1960 y durante los próximos 30 años, cada habitante de Quebec pasa de consumir 2 litros a 10 litros anualmente.

Otro factor importante es la utilización de plantas híbridas mejor adaptadas al clima de Quebec para la elaboración de vinos de calidad. Es importante destacar que, a partir del año 2009 algunos vinos pueden obtener una certificación llamada “Vin du Québec certifié” gestionada por la Asociación de Viñateros de Quebec (AVQ). Este organismo, fundado en 1987, cuenta actualmente con 75 miembros productores de vino en la provincia, los cuales producen 120 diferentes tipos de vinos certificados y abarcan una superficie de plantación de alrededor de 250 hectáreas.

En la actualidad podemos encontrar 41 tipos diferentes de cepajes plantados en gran parte del territorio provincial. Sin embargo, son cinco los cepajes más popularmente utilizados para elaborar los vinos, y que corresponden a los nombres de: Frontenac, Seyval, Vidal, Maréchal-Foch y St. Croix. Algunos de los vinos blancos quebequenses elaborados a partir de estos cepajes y que actualmente están disponibles en las sucursales de la SAQ son:

  • Vignoble du Marathonien 2014. Havelock, Québec.

(14,25$ | Código SAQ: 11398325)

  • Domaine St-Jacques, Classique de St-Jacques 2014

(16,00 $ | Código SAQ: 11506120)

  • Vignoble Rivière du Chêne, Cuvée William 2013

(15,95$ | Código SAQ: 00743989)

  • L’Orpailleur 2014

(14,80 $ | Código SAQ: 00704221)

  • Domaine Les Brome, Cuvée Charlotte 2013

(17,25 $ | Código SAQ: 11106661)