jueves, 2 de julio de 2015

Día de Mudanza en Montreal: baja el número de familias que solicitó ayuda municipal

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Foto: Wikimedia / I, Claude Boucher (CC)

Foto: Wikimedia / I, Claude Boucher (CC)

El 1° de julio, en Quebec -y especialmente en Montreal-, es también una fecha en la que muchos contratos de alquiler de vivienda terminan, mientras otros tantos comienzan. Días previos y durante las primeras semanas del mes, camiones, cajas y carretillas llenan las calles de los distritos de la ciudad.

Pero no todos a los que se les vence el alquiler logran conseguir un nuevo lugar donde vivir, un nuevo hogar que puedan pagar. Sin embargo, de acuerdo con la Office municipal d’habitation de Montréal (OMHM), el número de personas que se encontraron con alguna dificultad en este periodo de mudanzas disminuyó considerablemente.

Desde el pasado 8 de junio, unas 40 familias solicitaron los servicios de ayuda de esta dependencia municipal, las cuales no tenían con certeza un lugar adonde mudarse luego del 1° de julio, fecha en la que vencía su contrato de arrendamiento.  En 2014, ese total fue de 98 familias mientras que en 2013 y 2012, fueron más de 100 los hogares que se encontraron en esa situación.

La reducción también se puede comprobar gracias a la tasa de desocupación de viviendas en el área metropolitana de Montreal, la cual se ubica actualmente en 3,4%.

Reportes de la OMHM indican que a las 6:00 pm de este miércoles tres grupos familiares aún no tenían donde mudarse, entre los que destaca una familia con cinco niños que fue alojada, de forma temporal, por la oficina municipal.

A pesar de la mejora en los números, pues cada año menos familias se encuentran en esta situación, grupos como el Frente de Acción Popular de Renovación Urbana consideran que la cantidad de viviendas a precios accesibles es aún muy baja en esta urbe canadiense, mientras aseguran que el gobierno de Quebec ha venido reduciendo la construcción de viviendas de interés social, bajando el monto de 3.000 al año a 1.500 nuevas unidades, de acuerdo con lo establecido en el presupuesto de la provincia.

La Asociación de Propietarios de Quebec está de acuerdo con esa disminución, argumentando que esto evitará que la tasa de desocupación aumente, afectando a los propietarios de unidades para alquilar. Para ayudar a las familias de bajos ingresos, dice la asociación, en lugar de construir más viviendas de interés social, el gobierno debería darles una subvención.