jueves, 2 de julio de 2015

Casi la mitad de los canadienses se retiran antes de lo previsto, según encuesta

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Pensionados jubilados Canada

Foto: Flickr / Matthew Grapengieser (CC)

Un nuevo reporte, realizado por el Instituto Angus Reid, refiere que casi la mitad de los canadienses se ven forzados a jubilarse más pronto de lo previsto y que un cuarto de quienes lo hacen no tienen recursos suficientes para la época dorada de sus vidas.

El reporte fue realizado sobre la base de una encuesta, en la que participaron 2.000 ciudadanos, de los cuales 40% ya se habían retirado y 60% aún trabajan.

De los encuestados ya jubilados, 48% respondieron que se habían retirado antes de lo que habían previsto por distintas circunstancias. De ellos, 27% aseveraron que cubrir sus gastos diarios requería de muchos esfuerzos, mientras 46% aseguraron que vivían cómodamente, pero que no tenían dinero para emergencias. Sólo 6% respondieron que se retiraron más tarde lo que habían planificado.

Vale destacar en este punto que según las estadísticas de la Asociación Canadiense de Jubilados, hay 6,4 millones de personas retiradas en el país, pero todas las estimaciones indican que ese número crecerá de forma significativa en los próximos 20 años, cuando todos los llamados baby boomers serán mayores de 65 años.

De la encuesta también se desprende que 48% de los ciudadanos retirados están preocupados por sus ahorros, pero 74% de los que participaron en el estudio y aún no se han retirado indicaron que el dinero es efectivamente una preocupación.

Los sistemas de pensiones, federales y provinciales, representan en buena medida la mayor fuente de ingresos para los encuestados, pues 57% de ellos dijeron que esa era su situación. Sólo 30% de los entrevistados indicaron que habían realizado planes de ahorro para esa época de sus vidas, y 13% mencionaron que tenían inversiones.

Entre los que aún trabajan se observó una perspectiva diferente: sólo 28% refirieron que era posible que tuvieran problemas financieros una vez jubilados; 45% esperan tener como principal fuente las pensiones gubernamentales mientras que 50% aseveraron que necesitarían mecanismos como el REER.

Estudios previos han sugerido que a la hora de hablar de la jubilación, los canadienses pueden llegar a ser muy pesimistas, pero que en la realidad muchos tienen buena calidad de vida una vez que dejan sus trabajos. Un reporte de McKinsey publicado en febrero indicaba que uno de cada cinco canadienses mantiene su estándar de vida una vez retirados.

Pero algo que se debe destacar del estudio del Instituto Angus Reid es que se observa una amplia diferencia entre los trabajadores del sector público y del sector privado, siendo estos últimos los más numerosos en aseverar que tienen complicaciones financieras (más del doble respecto a los trabajadores del sector público).

Otro factor que destaca el estudio es que aquellos que dicen estar en un buen período de su vida, no tienen sólo dinero, sino también salud, mientras que quienes aseguran que están en un período difícil, tienen problemas financieros y de salud.

La encuesta también permitió medir otros elementos, más allá del dinero y la salud, como el tiempo de calidad compartido con la familia y los amigos, así como la capacidad de viajar. Sobre los viajes, destaca el estudio, la mayoría de los jubilados indicó que lo hace menos de lo que desearía.

A pesar del complejo panorama que representa para muchos el retiro, 62% de los que aún están trabajando indicaron que creen que extrañarán sus empleos, pero sólo 39% de los ya jubilados aseguran que efectivamente extrañan el mantenerse activos en un trabajo.