martes, 7 de julio de 2015

Papa Francisco pide unidad en Latinoamérica para luchar por los desfavorecidos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

El papa Francisco continúa su gira por tres países latinoamericanos. Este martes ofreció una misa masiva al aire libre en Ecuador, ante casi un millón de fieles, muchos de ellos peregrinos de varios lugares de ese país que se congregaron en el Parque Bicentenario de la capital, Quito, para la eucaristía, en un día que fue declarado como feriado.

En su mensaje, el papa Francisco pidió dejar de lado las diferencias en Latinoamérica, a través de la fe, para dar una mano a los desfavorecidos. Recordó en la misa el “grito de la libertad” cuando la región se independizó, hace dos siglos, de España, al tiempo que aseguró que sólo fue contundente cuando “dejó de lado los personalismo, el afán de liderazgos únicos”.

El pontífice aseveró: “es impensable que brille la unidad si la mundanidad espiritual nos hace estar en guerra entre nosotros, en una búsqueda estéril de poder, prestigio, placer o seguridad económica y esto a costilla de los más pobres, de los más excluidos, de los más indefensos, de los que no pierden su dignidad pese a que se la golpean todos los días”.

Siguiendo con su estilo humilde y de cercanía hacia la gente, el papa pidió luchar por la inclusión a todos los niveles, con diálogo y colaboración.

En Ecuador se han llevado recientemente varias protestas en contra del gobierno socialista de Rafael Correa, a quien sus opositores acusan de autoritarismo, pero los líderes de la oposición suspendieron las manifestaciones durante los días de visita del papa.

El propio Correa asistió a la misa, luego de hablar en privado, el lunes, con el sumo pontífice.

En la homilía, para la que el papa visitó una casulla con motivos indígenas, algunos representantes de esos pueblos oraron en quechua.

Este miércoles el papa Francisco llegará a La Paz, Bolivia, donde será monitoreado de cerca por la altura de la ciudad. Cabe recordar que el pontífice fue operado cuando joven y le falta una parte de un pulmón. A sus 78 años goza de buena salud pero será vigilado para ver su reacción a las alturas. En esta ciudad visitará una prisión y luego partirá a Asunción, donde tendrá reuniones con activistas sociales.

Posteriormente Francisco visitará Paraguay.