martes, 7 de julio de 2015

Precio promedio de una vivienda unifamiliar en Toronto se eleva a $1,05 millones

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Flickr / adam. (CC)

Foto: Flickr / adam. (CC)

Economistas y varias firmas aseguran que Canadá entró en recesión en el segundo trimestre de este año, mientras el Banco de Canadá y el Ministerio de Finanzas advierten que aún es muy temprano para saberlo (las estadísticas oficiales se conocerán en septiembre). Mientras este debate se aviva, el mercado inmobiliario de Toronto no se detiene, sobre todo, si se observan los precios de las viviendas.

Y el avance en el costo de las casas parece que no se detendrá si la tasa de interés de referencia (la interbancaria) es nuevamente reducida por el banco central canadiense, tal y como prevén algunos especialistas para -tan pronto como- la semana entrante.

Analistas de bancos nacionales estiman que los precios de las viviendas podrían seguir avanzando considerablemente en los dos mercados más movidos -para muchos más sobrevalorados- de todo el país: Vancouver y Toronto.

En el caso de Toronto, el precio promedio de una vivienda separada avanzó 14,2% en los últimos 12 meses, y se ubica en 1.051.092  dólares, de acuerdo con el Toronto Real Estate Board. En ese mismo periodo las ventas aumentaron 13,7%.

Los precios también están avanzando considerablemente en los suburbios. De acuerdo con las estadísticas, publicadas este martes, el avance de los últimos 12 meses  fue de 15%, mientras el precio promedio de una casa familiar es de $738.016. La cantidad de unidades vendidas se incrementó en estas zonas en 20%.

En el caso de los apartamentos (condos) la tendencia de retroceso en los precios parece haberse revertido y ahora están avanzando 7%, con un costo medio de $418.599. Las transacciones para este tipo de viviendas aumentaron 21,3%.

En Vancouver el mercado también se está “calentando”. De acuerdo con los datos de la Real Estate Board of Greater Vancouver, el precio promedio de una casa separada es de 1,12 millones de dólares, mientras las ventas crecieron 28% en 12 meses.

Las preocupaciones de los analistas, en el caso de que efectivamente el banco central reduzca nuevamente la tasa de interés interbancaria (como estímulo ante la caída de los precios del petróleo), se centran en cómo esto va a impactar en el avance de los precios y, por ende, en la asequibilidad de las unidades habitacionales, además de cómo se llevará a los consumidores a asumir más deuda, luego de tener niveles récord de endeudamiento.

Pero para las autoridades esas preocupaciones no son tan evidentes. La deuda adquirida por los hogares canadienses, según el gobernador del BoC, Stephen Poloz, es un “efecto secundario necesario” de ese estímulo económico.