martes, 21 de julio de 2015

Elecciones federales: El tema de la independencia de Quebec enfrenta al NPD y los liberales

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Tom Mulcair

Foto: Tom Mulcair – Facebook

Quebec representa una de las provincias donde las batallas electorales del próximo mes de octubre serán las más cerradas.

El NPD lidera todas las encuestas en la provincia (y en el país en realidad), por lo que se ha convertido en el principal blanco de ataques de los conservadores, liberales y hasta el Bloc Québécois.

Y para darle un toque más particular a la reciente disputa, el tema de discordia entre las fuerzas políticas es uno que levanta muchas emociones: la independencia de Quebec.

La visión naranja

Nadie pone en duda la visión federalista de Tom Mulcair, líder del NPD, sin embargo, su defensa por la llamada Declaración de Sherbrooke le está valiendo ataques por parte de las otras fuerzas políticas del país.

Esta “declaración” fue hecha en 2005 en un congreso del partido naranja, en la que confirman su postura sobre Quebec y un eventual tercer referéndum sobre la independencia.

Para el NPD este debate político y social puede ser definido en una consulta pública con una mayoría simple, o el simple “50%+1”. Sin embargo, esto no ha evitado que las tropas de Mulcair ataquen de frente al movimiento independentista de la provincia, señalando que tendría un impacto negativo en la clase media.

La respuesta de los liberales

El equipo de Justin Trudeau busca levantar sus cifras en Quebec, luego de caer al tercer lugar, en un empate técnico con el Bloc Québécois y detrás de los conservadores y el NPD.

Para eso el partido rojo busca tocar el tema de la soberanía, un tema en el cual Trudeau planea mantenerse firme con la que ha sido la postura del partido desde el último referéndum en Quebec, en 1995.

Para los liberales un tema tan importante y que tendría un gran efecto en todo el país, no puede ser decidido por una “mayoría simple”. Por eso siguen defendiendo la Ley sobre la Claridad, la cual aprobaron en el año 2000 y que propone que el Gobierno Federal sólo negociará los términos de independencia de una provincia si los habitantes de esta región votan a favor de la separación en una “gran mayoría”.

Sin embargo, la forma de definir el término “gran mayoría” ha quedado en una zona gris, con algunos análisis hasta en la Corte Suprema, pero ninguna decisión concreta hasta el día de hoy. Se trata de un tema que nadie parece querer resolver a menos que sea imposible evitarlo, como ante un eventual tercer referéndum.

Un sacrificio en el NPD

El tema de la independencia de Quebec acaparó más atención de la que el líder de las encuestas quisiera, especialmente cuando se reveló el pasado de la candidata que el NPD esperaba poner frente a Justin Trudeau en la circunscripción de Papineau.

En 2013 Béatrice Zako fue miembro por tres meses de Option Nationale, un partido de Quebec que apoya completamente la independencia de la provincia. Incluso, en documentos que la agencia Canadian Press desempolvó de Zako, la ahora militante federalista comparaba la situación de Quebec como nación francófona a la de África y el colonialismo.

Sin embargo, desde que se unió al NPD dijo apoyar el federalismo canadiense, aunque eso no calmó la presión. Ante las críticas de los otros partidos, Zako aclaró que su postura soberanista fue solo un “pasaje efímero” que no duró mucho.

Si bien el líder del NPD apoyó a su candidata, la presión no paró, por lo que la mujer, nacida en Costa de Marfil pero que vive en Canadá desde hace más de dos décadas, decidió renunciar a su candidatura para las próximas elecciones.

“Reconozco que ciertas declaraciones (del pasado) son incompatibles con la visión del NPD”, dijo en un comunicado, señalando que ya no “reflejan mi pensamiento”, por lo que decidió renunciar para no distraer la atención de los proyectos de su partido.