viernes, 24 de julio de 2015

Fenómeno «El Niño» podría complicar más la sequía en el oeste canadiense

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Flckr / júbilo·haku (CC) cielo nublado por humo generado por los incendios forestales en Vancouver

Foto: Flckr / júbilo·haku (CC) – El cielo tras los incendios forestales en la isla de Vancouver

Mientras en Quebec y en el este de Canadá el verano ha causado días de decepción (por no ser tan caluroso y radiante como se esperaba), en el oeste del país la situación es completamente diferente. Incendios forestales, efectos en las cosechas y falta de agua, son algunas de las realidades que están viviendo actualmente los ciudadanos en las Prairies, luego de un fuerte invierno.

Las temperaturas en Alberta, Columbia Británica y Saskatchewan han estado -en junio y julio- en unos 30°C. Pero lo peor, según expertos de Environment Canada es que la situación puede empeorar.

El 2015 es año del fenómeno conocido como el El Niño. Muchos meteorólogos han explicado que el problema parece complicarse, pues el fenómeno ni siquiera ha llegado. “No vemos realmente los efectos de El Niño sino hasta finales del otoño, durante el invierno y el inicio de la primavera”, aseveró a CBC el meteorólogo David Phillips, de la agencia federal.

Esto quiere decir que ante el escenario planteado las próximas tres estaciones serán más cálidas y secas. Afectarán, sobre todo, a los agricultores de estas provincias canadienses, las cuales han experimentado el invierno y la primavera más seca en 68 años. En el condado de Leduc (al sur de Edmonton, Alberta), la municipalidad decidió esta semana declarar un estado local de emergencia agrícola.

Los agricultores de la zona estiman que han perdido un tercio de sus cosechas ante la sequía, a la cual hay también que sumarle la llegada de langostas, que han acabado con lo que encuentran a su paso en los campos.

En Saskatchewan la situación es similar. Sembradíos de canola se han visto afectados por los factores climatológicos.

Sin dejar de mencionar, claro está, los incendios forestales. Desde abril, se han producido más de 1.300 incendios de este tipo en Columbia Británica y lo preocupante es que la temporada mayor de riesgo aún no comienza, pues generalmente se da en agosto. En Vancouver, esta semana, se impusieron restricciones en el consumo de agua, algo que no ocurría desde el año 2003, cuando se produjo uno de los peores veranos registrados.

Los especialistas han aseverado que este año puede incluso registrarse algo que llamarían como “monstruoso” El Niño, lo que generará récords de altas temperaturas. Éstas ya se han comenzado a registrar. El último reporte de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) indica que la temperatura global fue de 16,33°C en junio, superando el récord previo de 2014 (0,12°C menos).

Esto representa la primera vez que se registran seis meses de récord de alta temperatura (todo 2015), según la NOAA.