lunes, 27 de julio de 2015

Un primer paso para la construcción del balneario urbano en el Viejo Puerto de Montreal

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Playa del Viejo Puerto de Montreal

Foto: Sofía Carrero

En marzo de este año, las autoridades de Montreal prometieron que será posible bañarse en el Viejo Puerto para el año 2017.  Esta semana, específicamente el miércoles, el comité ejecutivo de la alcaldía debatirá sobre la adjudicación del contrato a la empresa que se encargará de hacer el estudio de factibilidad respectivo, lo que representa el primer paso para cumplir con esa promesa.

Los funcionarios de la alcaldía de Montreal recomendaron al comité dar el contrato a la empresa Zins Beauchesne,  para la realización del mencionado estudio, según reporta el Journal Métro. Los miembros del comité deberán autorizar entonces dicha recomendación durante su reunión prevista para esta semana. El costo del estudio: 74.222 dólares.

Esta promesa es parte del denominado “Plan del Agua”, el cual permitirá el desarrollo de varios proyectos con el mismo fin: dar acceso a los montrealeses a las bondades del río St-Laurent, de su agua y sus orillas. Qué mejor ocasión para inaugurarlo que el aniversario 375 de la ciudad, precisamente en el 2017, año en el que se prevé una gran cantidad de proyectos urbanos estén finalizados.

Se sabe que el balneario sería construido cerca de la Tour de l’Horloge, pero la alcaldía aún no ha dado estimados del costo de este proyecto.

En verano de 2014, esta idea fue propuesta por Projet Montréal. Según la estimación de este partido, el costo de establecer un balneario en esta zona montrealesa sería de 1 millón de dólares y los trabajos se extenderían por un año.

Además del balneario urbano en el Viejo Puerto, la alcaldía de Montreal adelanta otros proyectos, entre los que destacan:

  • La creación de una playa en el sector de Verdun y otra en el oeste de la isla, en Rivière-des-Prairies–Pointe-aux-Trembles.
  • Otros balenarios en Montreal Norte, Ahuntsic-Cartierville, Pierrefonds y Île-Bizzard.
  • Construir un acceso oficial a las “olas” del St-Laurent en dos puntos conocidos por los surfistas, detrás del Habitat 67 y en la llamada “ola Guy”, en LaSalle.