jueves, 6 de agosto de 2015

Y tú… ¿por qué comes?

Publicado en:
Familias Multibandera Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Austin Kirk (CC)

Foto: Flickr / Austin Kirk (CC)

Desde Montreal, donde tenemos ganas de vestirnos lo más ligero posible o ponernos en traje de baño, me pregunto si me lo puedo permitir. Y me conecto con estas reflexiones acerca del tema de mi amiga la comida.

Y mi mente hace esta conexión porque evidentemente todos quisiéramos tener un cuerpo increíble para vernos como esos modelos de revista y volteamos a ver el helado que tenemos entre las manos lleno de crema y de chocolate y evidentemente el traje de baño pequeñito no es para hoy.

Así que decido empezar la dieta mañana mismo, por lo tanto hoy me como otros dos helados para no extrañarlos ya que mañana que empiezo.

Alguna vez te has preguntado ¿cómo es nuestra forma de comer? Hoy los invito a observarlo.

Puedes empezar por observar cosas simples como los clientes de los diferentes restaurantes. Por ejemplo, cuando pasas por esos lugares de hamburguesas o helados: ¿quiénes están ahí? ¿cómo son esas personas?, ¿se ven contentas? ¿Tienen sobrepeso? ¿Se ven sanas ?

Observa y pregúntate si es el mismo púbico en los restaurantes de sushi o ensaladas.

Observa lo que traen las personas en su carrito de supermercado.

Y ahora obsérvate cuando comes ¿qué comes?; ¿qué sucede en tu cabeza que te hace comer?

Hoy te invito a observar, si tus acciones están en coherencia con tus deseos. ¿Comes cuando tienes hambre o más bien cuando sientes alguna emoción?

¿Cuándo fue la última vez que sentiste hambre? Obsérvate.

No te juzgues, solo observa, ¿qué llenas cuando comes?, ¿el estómago o el corazón? ¿Llenas un vacío de soledad o un ataque de ansiedad?

Es importante darse cuenta de esto para actuar, para darnos cuenta de que el tema no está en la dieta del próximo lunes, si no en poner atención, en observar y tomar conciencia para poder actuar.

Interesante, ¿no creen?

Hoy les comparto que desde que comencé observar mi comportamiento con la comida, mi alimentación ha cambiado y el tomar más consciencia de mi forma de comer me ha permitido, poco a poco, seguir cada vez mejor, un régimen alimenticio más sano. Hoy he perdido el sobrepeso que tenía y sigo poniendo atención sobre lo que me estoy llevando a la boca… y te lo digo, sigo comiendo helados y chocolate pero con más consciencia… si te interesa seguir esta conversación, dale like. Puedes contactarme o seguir los podcasts en NM.

Nos escuchamos pronto.