viernes, 7 de agosto de 2015

Gobierno de Harper autoriza el uso de armas semiautomáticas prohibidas por la Policía Montada

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

El gobierno conservador de Stephen Harper, a sólo semanas de las elecciones federales, revirtió la decisión de la Policía Montada de Canadá de prohibir ciertos tipos de armas semiautomáticas.

Se trata de la primera vez en la que el gobierno federal utiliza nuevos poderes dados por la reforma hecha en junio pasado a la Ley sobre las Armas de Fuego y el Código Criminal, que permite a las autoridades gubernamentales levantar las decisiones de las fuerzas policiales.

Entre las armas que estarían permitiéndose utilizar está la CZ-858, que fue precisamente la que utilizó Richard Henry Bain al momento del atentado registrado en el Métropolis, la noche en la que Pauline Marois ganó las elecciones pasadas en Quebec, en septiembre de 2012.

En febrero de 2014, el RCMP anunció que prohibía las armas Swiss Arms Classic Green y las CZ-858, advirtiendo sobre la facilidad de transformarlas en fusiles automáticos.

Entonces, para el ministro de Seguridad Pública, Steven Blaney, la decisión fue “inaceptable”. Anunció una amnistía para los particulares y las empresas que tuvieran estas armas, protegiéndolos de posibles acciones legales.

Esa amnistía fue prolongada hasta el 2016, sin embargo, el pasado 31 de julio el gobierno federal anunció que había modificado el reglamento sobre la clasificación de armas de fuego, de tal manera que fusiles como el CZ-858 y otros de la familia Swiss Arms entren en la categoría de “sin restricción”, como estaban antes de la nueva clasificación de la Policía Montada. Blaney, de esta forma, asegura a los propietarios de estas armas, de “buena fe”, que no tendrán problema alguno con la justicia.

Ahora bien, como el registro de armas de fuego fue eliminado resultado cuesta arriba saber el número preciso de armas de este tipo que hay en el país. Radio-Canada reporta que de acuerdo con la Asociación Canadiense de Armas de Fuego, podrían ser entre 1.000 y 1.800.