viernes, 7 de agosto de 2015

Sobre la despedida de Jon Stewart, un merecido legado y la vigilancia ante el «bullshit»

Publicado en:
514 Ideas
Por:
Temas:
Daily Show Jon Stewart

Foto: Captura de pantalla CTV

Para toda una generación, esa que estaba saliendo de la escuela o iniciaba la universidad a finales de los años 90, Jon Stewart fue una puerta que se abría hacia un tema siempre abstracto o simplemente insípido: la política.

Cuando tomó las riendas de The Daily Show en enero de 1999, el comediante y presentador de televisión no pensaría que casi una década y media después la gente estaría escribiendo largas odas para quien se convirtió en la voz e imagen de todo un movimiento. Fue la voz de los que para muchos eran cool, para otros quizá snobs, pero más allá de los detractores o los seguidores, la realidad era que se trataba de la voz de los que querían ver más allá de lo evidente, más allá del mensaje que se vehiculaba a nuestro alrededor sin hacer muchos preguntas.

Esa voz se apagó -por decisión propia- este jueves, en un emotivo episodio final en el que Stewart rio, lloró, pero sobre todo, se despidió gritando un mensaje al cielo, buscando que se quede grabado en el cerebro de millones: «no se crean toda la mierda que les dicen».

Ese capítulo final fue como el golpe de un martillo, seco y poderoso, que hizo reflexionar y literalmente visualizar el legado que dejó The Daily Show al mando de Stewart. Todos los «corresponsales» que lanzaron su carrera como comediantes gracias al programa pasaron a saludor. Incluso nombres que muchos ni recordaban que habían dado sus primeros pasos en el late-show de Comedy Central.

«Convertirme en una superestrella internacional es sólo algo que hice mientras espero por mi próxima asignación», dijo uno de los invitados y antiguo miembro del equipo. Un tal Steve Carrell, quien luego triunfaría como actor en películas y al frente del show The Office.

John Oliver, hoy figura de HBO, también aplaudió a su manera el legado de Stewart. Mismo caso el de Larry Wilmore. Pero ninguno era tan esperado como Stephen…

Stephen Colbert, el único capaz de hacer temblar los pilares de Jon Stewart, lo logró. El antiguo corresponsal que dio el salto a su propio show, «The Colbert Report» y que el próximo mes tomará el asiento dejado por David Letterman logró sacar una lágrima a quien fue su socio por muchos años.

Tras terminar lo que parecía un sketch predeterminado, Colbert dejó el guion de lado e hizo lo que Stewart le había pedido nunca hacer: darle las gracias. «Fuiste exasperadamente bueno en tu trabajo. Todos los que fuimos afortunados de trabajar contigo por 16 años somo mejores en nuestros trabajos porque pudimos verte haciendo el tuyo».

Bullshit

Fiel a su estilo, Stewart no se fue sin antes lanzar un último dardo a los hipócritas, a los mentirosos y a los manipuladores, esos que -según él- han hecho de Estados Unidos un país completamente diferentes después del 11 de septiembre de 2001. Un país polarizado y movido por el miedo. Un miedo que parece ser cada vez más global.

Su último monólogo fue un llamado a todos para estar «vigilantes» ante las mentiras, ante las manipulaciones. Y pidió nunca dudar antes de apuntar un dedo acusador cuando alguien intente engañarnos.

«La mierda (bullshit) está en todas partes. Son muy pocas las cosas en la vida que no están infundidas en mierda». Y así comenzó a hablar del Patriot Act, de los banqueros, de política exterior y hasta del cambio climático, pero todo lo resumió en «si huelen algo, digan algo».

Con un show especial de Bruce Springsteen Jon Stewart se despidió de The Daily Show. Si bien sus ratings en los últimos años habían caído en medio de un mercado cada vez más competitivo y diverso, su legado parece estar ya tallado en el Olimpo de los grandes animadores de los Estados Unidos. En ese Salón de la Fama casi ninguno tiene su estilo. Él fue un pionero, que abrió el camino para toda una generación de comediantes inteligentes pero sobre todo humanos, con un gran entendimiento del peso que pueden tener las palabras para una sociedad.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com