lunes, 10 de agosto de 2015

Ampliando la zona de confort

Publicado en:
Portada Salud .0
Por:
Temas:
ampliando la zona de confort Maira Prado

Foto: Flickr / Lars Plougmann (CC)

Navegando por la web me encontré un texto de la especialista en psicología positiva Sonia Peña-Czechowicz, en el que  comparte claves para ampliar la zona de confort, ese espacio maravilloso donde estamos a gusto con todo, y sentimos que no tenemos la necesidad de cambiar nada de nuestras vidas, que nos proporciona una sensación de refugio y nos hace sentir seguros, pero que comúnmente, ante circunstancias nuevas o adversas, debemos cambiar. ¿Y por qué no tratar de ampliarla como ejercicio cotidiano?

Una idea para expandir nuestra zona de confort es hacer actividades que aunque nos incomoden, nos mejoren la vida. Por ejemplo ​si te sientes incómodo usando las nuevas tecnologías pero sabe​s​ que domin​ándolas​ aumentará tus capacidades para comunicar​te ​o educar​te ¿por qué no hacerlo? ¡​Ojo! aquí también hay que acotar que incómodo per se no es sinónimo de expansión. Hacer acciones incómodas sin propósito, aunque nos saca de nuestra zona de confort, no nos lleva realmente a ninguna parte. Recuerda: siempre acciones que te mejoren la vida.

Si en esa actividad nueva que te mejora la vida te sientes un poco ansioso… ¡vas por buen camino! Estás conociendo tu zona de confort ampliada. Lo ideal es familiarizarte con esa “incomodidad productiva” así no tendrás tanto miedo de probar cosas nuevas en el futuro.

Seguramente piensas que si estás tan a gusto en tu zona de confort no tiene mucho sentido salir de ella. Tenemos la tendencia a no querer aventurarnos más allá de nuestra zona de confort. Entonces no salgas… amplíala. Hacerlo, aunque nos dé miedo -y hasta pánico- nos abrirá fronteras y nos permitirá vivir nuevas experiencias. Todo se expandirá en todas las direcciones: nuestras expectativas, nuestras destrezas, hasta nuestro círculo de gente interesante. Expandir nuestra zona de confort nos ayudará a tener una vida más plena de emociones y enriquecerá nuestras perspectivas.

No pierdes lo que tenías sino que añades. ¿Y si te sale bien? ¿Te atreves a soñar?​

Te invito a seguir la conversación en Twitter por @MairaPradoL.