lunes, 10 de agosto de 2015

Uber Québec pide a sus usuarios hacer presión ante las autoridades

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Uber

Foto: Uber – Instagram

Uber planea su contraataque en la provincia de Quebec. Ante la presión, la empresa que ofrece un servicio de transporte hizo un llamado a sus clientes y conductores para involucrarse de manera activa.

Desde este lunes los usuarios del servicio en la provincia, y específicamente de Montreal, comenzaron a recibir un correo firmado por Jean-Nicolas Guillemette, director general de Uber Québec, en el que dice que «es momento de hacer escuchar su voz para asegurar que Uber permanezca en Montreal«.

El vocero de la empresa que ha revolucionado la forma de movilizarse y que ha irritado a las empresas de taxi tradicionales, dice que todos quienes quieran que el servicio siga funcionando sin problemas deberían contactar a sus diputados provinciales para que pongan en la lista de prioridades el «legalizar» a Uber.

Sin embargo, el propio Guillemette señaló en una entrevista en la cadena RDI que por ser «un dominio diferente», Uber no debería pagar impuestos especiales ni tampoco permisos para operar. Este es uno de los grandes puntos de desacuerdo entre todas las partes.

«Mientras las regulaciones son discutidas, le pedimos al ministro de Transporte, Robert Poëti y a las autoridades relevantes que paren de limitar las opciones. Creemos que el camino correcto es un enfoque de colaboración para desarrollar regulaciones de sentido común para el ridesharing», señala el comunicado de la empresa.

Entre los argumentos de Uber está el reciente fallo de una corte de Ontario, que calificó que lo que hace la empresa no califica legalmente como un servicio de taxi. Esto significa entonces que no podría ser regulado por las mismas leyes y necesitaría de nueva reglamentación.

Por otra parte, Uber señala que su servicio es más parecido a Bixi, Car-2-Go o incluso al metro o autobús. También dicen que ha ayudado a reducir los traslados en vehículos particulares y ha reducido los casos de personas que conducen luego de consumir alcohol.

Pero para la industria del taxi tradicional la propuesta de Uber es idéntica a la que ellos ofrecen, pero sin pagar todos los impuestos y permisos que los taxistas de Montreal deben pagar. Esto ha creado una guerra entre ambos bandos, que en muchos casos, en varias ciudades, ha llegado incluso a enfrentamientos físicos.

De igual forma, Uber considera que es necesario «legalizar» este servicio, algo similar a lo que está ocurriendo con AirBnb y la industria hotelera.

Hasta ahora el gobierno de Quebec ha calificado a Uber como «ilegal» y considera que es necesaria una regulación más contundente de este servicio. Sin embargo, el propio ministro Poëti ha admitido que este caso lleva a una meditación sobre la evolución de la industria del taxi y los modelos de transporte.

Se estima que el gobierno provincial introducirá alguna ley al respecto en la próxima sesión de otoño de la Asamblea Nacional.